Auguran onza de oro en 800 dólares

La firma Morgan Stanley dijo que el metal se beneficiaría del crecimiento mundial y de la infla destacó que la economía internacional se ha desvinaculado del avance de EU.
LONDRES (CNN) -

El oro operaría en el nivel de los 800 dólares la onza en el 2008 y se beneficiaría del fuerte crecimiento mundial y los problemas inflacionarios, previó el banco de inversión Morgan Stanley.

Precisó que el crecimiento de la demanda, en particular por la expansión de la clase media en los países en desarrollo, continuaría siendo el mayor conductor de los precios del oro en el largo plazo.

"No obstante, las preocupaciones por la inflación y el dólar han acaparado temporalmente el centro de la atención", agregó el banco.

Morgan Stanley dijo que podría haber un mayor crecimiento mundial debido a que el mismo se ha "desvinculado" del de Estados Unidos, que se desaceleraría ante en los problemas en los mercados crediticios generados por el desplome del sector de las hipotecas de alto riesgo.

El dólar cayó recientemente a mínimos históricos frente al euro -lo que hace que el metal amarillo sea menos costoso para los tenedores de otras monedas-, ante la inquietud de los inversores por el impacto de los problemas crediticios y las perspectivas de una serie de recortes de tasas en Estados Unidos.

La Reserva Federal recortó las tasas en 50 puntos básicos, a 4.75%, en septiembre.

Morgan Stanley mantuvo su pronóstico previo sobre el precio del oro en el 2007, en 680 dólares la onza, pero recortó el de la plata a 13.30 dólares, desde 13.80. Asimismo anticipó que este metal operaría a 15 dólares en el 2008.

"Los precios de la plata han sido presionados a la baja por la incertidumbre económica (...) específicamente, la exposición de la plata a la demanda industrial ha hecho que los precios sean vulnerables a los temores generalizados sobre el crecimiento económico, que surgen mayormente por las preocupaciones sobre la desaceleración del crecimiento en Estados Unidos", agregó el banco.

Ahora ve
No te pierdas