Bush quiere más TLCs en Latinoamérica

El mandatario de EU pidió al Congreso evitar el proteccionismo y concretar más acuerdos comerci Perú y Panamá no enfrentan tanto rechazo, pero firmar con Colombia y Corea del Sur será más dif
A pesar del impulso del presidente, en EU decae la fiebre po  (Foto: )
MIAMI (AP) -

En un intento por reactivar su estancada agenda comercial, el presidente George W. Bush solicitó en Miami a legisladores que aprueben acuerdos de libre comercio con Perú, Panamá, Colombia y Corea del Sur, y también pidió evitar las tendencias proteccionistas.

Los acuerdos enfrentan difíciles retos dados los cinco años consecutivos de déficits comerciales estadounidenses, que según los críticos jugaron un importante papel en la pérdida de más de tres millones de empleos en el sector de manufacturas desde que Bush asumió la presidencia en el 2001.

Bush dijo que le preocupa que el Congreso haya aprobado acuerdos de libre comercio por márgenes sumamente estrechos, y que cada vez que se discute el tema en sus viajes por el país, existe una tendencia hacia el aislamiento económico y de considerar que el libre comercio es malo para los trabajadores estadounidenses.

''Un congresista predijo que, si se aprueban los acuerdos, los estadounidenses graduados de universidades van a ver cada vez más sus empleos limitados a restaurantes de hamburguesas'', dijo Bush. ''Ese es el tipo de argumentos con el que lidiamos''.

El mandatario dijo que los acuerdos les permitirían ser más competitivos a las empresas, trabajadores y granjeros de Estados Unidos y derivarían en más empleos para los norteamericanos. Agregó que los tratados aliviarían la pobreza, fortalecerían la libertad y la democracia en América Latina y ''contrarrestarían el falso populismo'' promovido por algunas naciones, en alusión velada al presidente Hugo Chávez, de Venezuela, y su colega Evo Morales en Bolivia.

Desde que los demócratas obtuvieron la mayoría en el Congreso en enero, el cuerpo legislativo no ha aprobado ningún acuerdo de libre comercio presentado por el gobierno y ha permitido que expire la autoridad especial de Bush para negociar acuerdos comerciales en el futuro de forma acelerada.

Además, las encuestas muestran que el apoyo entre el público al libre comercio ha estado decayendo, incluso entre los republicanos, que tradicionalmente lo respaldan.

''En lugar de concentrarnos solamente en los riesgos o lo negativo, pienso que es importante que este país se concentre en los grandes beneficios del comercio'', dijo Bush.

''Nosotros vamos a ayudar a aquellos que han perdido sus empleos a causa del comercio, pero es importante que nuestro país entienda que el comercio produce prosperidad, y la prosperidad significa que más personas pueden encontrar trabajo'', agregó.

Aunque se espera que los acuerdos con Perú y Panamá sean aprobados sin problemas, el acuerdo con Colombia es más problemático, a causa de presuntas violaciones a los derechos humanos. El acuerdo comercial con Corea del Sur, entretanto, enfrenta una férrea oposición a causa de las barreras impuestas por Seúl a las importaciones de automóviles y carne de res de Estados Unidos.

El gobierno ya ha alcanzado un acuerdo con los demócratas para incluir en los tratados comerciales pendientes ante el Congreso protecciones más estrictas a los derechos de los trabajadores y el ambiente.

Ahora ve
No te pierdas