Transnacionales con guantes de box

Empresas extranjeras podrán defenderse de mejor forma ante riesgos políticos y terrorismo en Mé con la adhesión al MIGA las multinacionales podrán contratar un seguro para sus inversiones.
Inversionistas se refugian en los bonos del Tesroro de EU. (
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En breve las empresas extranjeras que inviertan en México podrán defender mejor sus intereses al contratar un seguro si por algún motivo sus inversiones se encuentran en riesgo por asuntos políticos, incumplimiento de contratos, guerras, disturbios civiles e incluso terrorismo.

México firmó esta semana el convenio de adhesión al Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA por sus siglas en inglés), que permitirá a las empresas extranjeras de 175 naciones que quieran invertir en el país contratar un seguro contra dichos riesgos.

“Cualquier empresa, de cualquier tamaño o sector, que quiera hacer la inversión puede solicitar el seguro, se analiza la transacción, la compra final del seguro tiene que ser autorizada por el país receptor de la inversión”, explicó Ricardo Ochoa, titular de la Unidad de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La empresa que contrate este seguro será defendida por el MIGA, organismo integrante del Banco Mundial, quien se enfrentará al Estado mexicano en caso de daño a la transnacional.

“Una empresa que contrata el seguro y es víctima de incumplimiento es indemnizada por MIGA la cual subroga los derechos del inversionista y establece una solución de conflictos con el Estado mexicano”, ejemplificó Ochoa.

La ratificación del acuerdo con MIGA, cuya inversión costará 1.3 millones de dólares (mdd) al erario público, depende del Senado de la República que, como antecedente, ratificó hace dos años un acuerdo con la Corporación de Inversión Privada para el Exterior (OPIC, por sus siglas en inglés) que asegura inversiones estadounidenses en México.

Hacienda prevé que la integración a Miga permitirá a México ser más atractivo a la inversión Extranjera Directa (IED) ya que se cubre el “menú” de instrumentos de fomento al del capital exterior como los Acuerdos de Protección Recíproca de Inversiones establecidos en los Tratados de Libre Comercio.

Para las empresas mexicanas también representa un instrumento útil, sobre todo cuando la mayor inversión que realizan en el exterior es a países en desarrollo de las regiones centro y sur del continente.

“Sin embargo, en muchas compañías mexicanas existe un proceso interno que procura cierta seguridad o precaución en inversiones en esta región, y no son demasiadas empresas las que ponen un pie en zonas riesgosas”, dijo Carlos Ponce, director de estrategia bursátil de Ixe Casa de Bolsa.

El caso de mayor exposición en países con mayor riesgo es el de Coca-Cola FEMSA y BImbo  en Venezuela que fueron objeto de auditorías extraordinaria por parte del Gobierno de Hugo Chávez, y Gruma que ha reducido su inversión en ese país.

Desde su fundación en 1988, el MIGA ha entregado más de 17,400 mdd en garantías a cerca de 600 proyectos de inversión en 96 países en desarrollo.

México ha estado expuesto en los últimos meses a actos terroristas reconocidos por la Procuraduría General de la República debido a los atentados a instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) que han provocado pérdidas no cuantificadas a empresas que fueron afectadas por la falta de suministro de gas natural.

Con mecanismos como los de MIGA el Gobierno federal espera aumentar la inversión directa que en 2006 superó los 19,000 mdd, mientras que la inversión de empresas mexicanas en el exterior alcanzó los 5,800 mdd.

Ahora ve
No te pierdas