Se quiebra la confianza estadounidense

El consumidor de ese país bajó su confianza en octubre a 80.9 puntos, desde 83.4 en septiembre; los economistas consultados esperaban una lectura de 82.0 puntos.
NUEVA YORK (CNN) -

La confianza del consumidor estadounidense cayó en octubre a su peor nivel en un año y medio, golpeada por un deterioro en el panorama económico ante la crisis en el mercado inmobiliario, mostró el viernes un sondeo.

La Universidad de Michigan dijo que su índice final sobre la confianza del consumidor estadounidense cayó en octubre a 80.9 puntos, por debajo de la lectura preliminar de 82 y del número final de 83.4 puntos visto en septiembre.

El índice alcanzó así su lectura más baja desde mayo del 2006, cuando se ubicó en 79,1.

Los economistas consultados esperaban una lectura de 82.0 puntos.

La confianza del consumidor es considerada un buen termómetro del gasto de la población, que representa dos tercios de la economía estadounidense.

Pese a la caída del índice, los datos aún apuntan a un crecimiento promedio del 2.0% en el gasto en consumo durante los próximos cuatro trimestres, según el sondeo.

Los datos también sugirieron que los inicios de construcción y las ventas de casas seguirán cayendo, al menos hasta mediados del 2008.

La variable del informe que mide cómo los consumidores ven las condiciones actuales bajó a 97.6 puntos desde la lectura preliminar de 98.2 y desde el nivel de 97.9 puntos registrados en septiembre. En octubre del 2006 se había ubicado en 107.3 puntos.

En tanto, las expectativas del consumidor cayeron a 70.1 puntos desde la medición preliminar de 71.6 y desde la lectura de 74.1 del mes anterior, alcanzando su nivel más bajo en un año.

A diferencia de años anteriores, cuando la caída en la confianza se debía a factores transitorios como alzas en el precio de la gasolina, esta vez la baja es impulsada por los descensos en los precios de las casas, indicó el informe.

"En los próximos meses, las alzas en los precios de la gasolina y en el combustible de calefacción para los hogares serían acompañadas por las constantes caídas en los precios de las casas, lo que resultará en nuevas caídas en la confianza", señaló el comunicado.

"Cada baja aumenta la posibilidad de una recesión, que aún está por debajo de 50%, pero no tanto", agregó el informe.

El índice del sondeo sobre las expectativas de inflación a un año se mantuvo sin cambios respecto de septiembre en un 3.1%, pero subió respecto de la lectura preliminar de 3.0%.

El panorama sobre la inflación a un plazo de cinco años permaneció sin cambios en 2.8% frente a la medición preliminar, pero cayó levemente desde el 2.9% de septiembre.

 

Ahora ve
No te pierdas