Inflación china, la más alta en 11 años

Los precios al consumidor subieron 6.5% en octubre por un encarecimiento de los alimentos; el alza de precios reforzó las expectativas de un aumento en las tasas de interés en el país.
La inflación en China ha generado preocupaciones al gobierno
PEKÍN (CNN) -

El encarecimiento de los alimentos impulsó la inflación de China en octubre, reforzando las expectativas de que el banco central suba las tasas de interés nuevamente para mantener un control sobre las presiones de precios.

Los precios al consumidor subieron en octubre un 6.5%, igualando la marca más alta en casi 11 años registrada en agosto, tras incrementarse un 6.2% en septiembre, dijo el martes la Oficina Nacional de Estadísticas.

Las cifras se conocen un día después que el primer ministro Wen Jiabao visitó una zona pobre de Pekín, preguntando a los residentes si podían darse el lujo de comer carne y diciéndoles que entendieran que incluso un alza de un yuan (0.14 centavos de dólar) en los precios tenía un impacto en la vida de la gente común.

Los precios de los alimentos, que tienden a ser volátiles, se excluyen en la inflación subyacente pero algunos economistas han advertido que el repunte en los precios de todo, desde el cerdo al aceite para cocinar, podría desatar demandas por alzas salariales y derramarse a la economía más amplia,

"Cuando uno ve los costos en su mesa de cenar siempre subiendo, uno irá al jefe para decirle, 'mire, me da un incremento salarial o renuncio por otro trabajo'", dijo Dong Tao, economista de Credit Suisse en Hong Kong.

Los precios de productos no alimenticios subieron apenas 1.1% en octubre frente al año anterior, el mismo ritmo de septiembre. Sin embargo, los precios de los alimentos treparon un 17.6%, con los vegetales registrando un alza del 29.9% y el aceite para cocinar un 34%.

"Definitivamente, esto incrementa la posibilidad de un inminente aumento en las tasas de interés", dijo Xue Hua, analista de China Merchants Securities en Shenzhen.

Xue dijo que el Banco Popular de China, que en lo que va del año ha elevado las tasas en cinco oportunidades, podría actuar esta misma semana.

Los economistas encuestados habían pronosticado un alza en la inflación del 6.4%, aunque entre los operadores de mercado circulaba desde hace días la cifra de 6.5%.

La tasa de inflación sólo fue tan alta en diciembre de 1996, cuando trepó un 7%.

La visita del primer ministro Wen a un barrio pobre de Pekín destacó la preocupación del Gobierno frente a la inflación, que ayudó a desatar un malestar social que culminó con el sangriento episodio en la plaza de Tiananmen en 1989.

"Hoy sólo quiero sentarme y conversar con todo el mundo, entender el impacto de las alzas de precios en la vida de los ciudadanos", dijo Wen. "Resolver las dificultades de las masas es la responsabilidad del Gobierno".

Durante el fin de semana tres personas murieron y 31 resultaron heridas al producirse una estampida humana en un almacén de una región del sureste chino, cuando los compradores luchaban por adquirir aceite para cocinar que tenía un descuento en su precio de 11 yuanes (1.48 dólares).

Algunos economistas, no obstante, ven las alzas de precios como un impacto temporal del abastecimiento causado por una enfermedad en los cerdos, entre otros factores, y tienen confianza en que la escasez pueda ser contenida.

Ahora ve
No te pierdas