OCDE pide más gasto público en AL

El organismo sugirió orientar los recursos a los sectores de salud, educación e infraestructura la OCDE dijo que el programa Oportunidades es progresivo, pero con efectos limitados.
La OCDE sugirió a los países de Latinoamérica hacer mejoras  (Foto: )
SANTIAGO (Notimex) -

Los países de Latinoamérica requieren un gasto público "mejor, más justo y mayor" para orientarlo a inversión social en salud y educación, así como a infraestructura e innovación, indicó un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) divulgado en Chile. 

El documento "Perspectivas Económicas de América Latina 2008" indicó además que en muchas naciones de la región la legitimidad del gasto fiscal es baja. 

"Las reformas fiscales en América Latina pueden tener éxito mediante el fortalecimiento de la gobernabilidad democrática. Si ven resultados, los ciudadanos apoyarán la reforma fiscal, incluyendo la tributaria", precisó. 

La OCDE estimó que "en primer lugar, el gasto debe orientarse mejor. La región necesita contar con un gasto público mejor, más justo y mayor, ciertamente en sectores como la salud y la educación, pero también en infraestructura e innovación". 

El texto indicó que en varios países "la política fiscal es regresiva, los hogares más ricos reciben la mayor parte de los beneficios. En particular los programas de seguridad social de la región tienden a ser notablemente regresivos". 

En cambio, citó los casos de los planes de transferencias condicionadas de efectivo como Oportunidades (México) y Bolsa Familia (Brasil) que "son muy progresivos, pero sus efectos son limitados y su tamaño reducido". 

Oportunidades es un programa federal para el desarrollo humano de la población en pobreza extrema en México, el cual brinda apoyos en educación, salud, nutrición e ingreso y en él participan diversas instituciones de gobierno. 

El plan Bolsa Familia fue implementado por el gobierno de Brasil en busca de reducir la pobreza y la desigualdad mediante transferencias de dinero en efectivo a familias que viven en la extrema pobreza. 

La OCDE señaló que "la democracia eleva la política fiscal al centro de la relación entre los ciudadanos y el Estado. La política fiscal, uno de los principales retos de la región en la actualidad, seguirá siendo uno de los principales temas en la agenda de desarrollo". 

Recordó que la región tiene uno de los mayores niveles de desigualdad del mundo, donde cerca del 40 por ciento de su población, más de 200 millones de personas, vive en condiciones de pobreza, de acuerdo con cifras oficiales. 

"Los gobiernos no pueden ignorar los retos que plantean la lucha contra la pobreza y la desigualdad al tiempo que fomentan el desarrollo y el crecimiento económico estable y sostenible", precisó el texto distribuido en la capital chilena. 

La Organización indicó que en muchos países de la región "el desempeño fiscal y el gobierno democrático se ven condicionados por bajos niveles de legitimidad fiscal". 

"Cuando la política fiscal no logra cerrar la brecha entre ricos y pobres, la credibilidad del sistema se ve afectada. Las políticas fiscales de baja calidad obstaculizan la generación de ingresos tributarios y frustran el gasto público", subrayó.

Ahora ve
No te pierdas