Costos de bonos crecen en Estados Unidos

Los costos del financiamiento para bonos municipales se han duplicado por la restricción de cré los inversionistas se han estancado debido a los problemas del segmento hipotecario subprime.
NUEVA YORK (CNN) -

El costo del financiamiento para algunos emisores de bonos municipales de Estados Unidos se ha duplicado y probablemente suba todavía más, a medida que el racionamiento del crédito se propaga hacia este mercado de 2.5 billones de dólares.

La extensión de los problemas que comenzaron en el segmento hipotecario subprime reduciría el apetito de los inversionistas y operadores por los títulos municipales, que gozan de exenciones impositivas.

Los temores a que las instituciones financieras tengan pérdidas sin revelar aún por miles de millones de dólares relacionadas con las hipotecas subprime, y a que los emisores de bonos puedan perder sus altas calificaciones de crédito, ya han afectado a la liquidez de los valores municipales.

Como resultado, algunos emisores han cancelado sus colocaciones, especialmente las operaciones de refinanciamiento, para esperar que aparezcan condiciones más favorables en los mercados.

La ausencia de compradores elevó los rendimientos de los bonos municipales a 30 años en 12 puntos básicos la semana pasada, incluso cuando los títulos del Tesoro federal de Estados Unidos descendían.

El último desacoplamiento grande de los bonos "muni" respecto de los del Tesoro fue en agosto, cuando se congelaron los mercados del crédito ante las preocupaciones por pérdidas en varios valores respaldados por hipotecas subprime, lo que condujo a los inversionistas a los valores seguros del Tesoro.

"Esto es como en agosto pero más ligero", dijo R.J. Gallo, gerente de cartera de Federated Investors en Pittsburgh. "El nivel de capital comprometido en los muni se mitiga en algún grado, que es lo que pasó en agosto".

Algunos inversionistas minoristas ahora están más reacios y los operadores no quieren sumar muchos títulos a sus inventarios a medida que se preparan para cerrar sus libros a fines de noviembre.

También se tornó más difícil cubrir los munis, lo que perjudica a la demanda de los inversionistas de arbitraje y de las mesas de operaciones internas de las firmas. Los participantes del mercado dijeron que difícilmente las cosas mejoren pronto.

"Al menos para el mediano plazo, pienso que tenemos que lidiar con un mercado que es un poco menos líquido que hace unas semanas", dijo Thalia Meehan, directora gerente de Putnam Investments en Boston.

Para contrarrestar la falta de liquidez, los emisores tienen que ofrecer retornos más altos sobre sus bonos para cautivar a los reticentes compradores, como descubrió Ohio la semana pasada, cuando colocó bonos relacionados con proyectos de infraestructura por 210 millones de dólares por medio de UBS Financial Services.

Los suscriptores se vieron obligados a subir los rendimientos de 1 a 4 puntos básicos la semana pasada cuando comercializaban los títulos ante los inversionistas institucionales, dijo Jake Wozniak, director de manejo de deuda del estado norteamericano.

Incluso con los rendimientos más altos, los compradores mostraron poco interés y los suscriptores tuvieron que absorber títulos que no pudieron vender por 50 millones de dólares, dijo Wozniak.

Los diferenciales de los bonos de obligaciones generales de California y los títulos de la Ciudad de Nueva York se han duplicado desde que empezó la crisis del crédito, dijo Timothy McGregor, quien maneja bonos exentos de impuestos por unos 30,000 millones de dólares para Northern Trust Global Investments, con sede en Chicago.

Los títulos californianos ahora rinden unos 50 puntos base más que los munis con calificación triple A, y los diferenciales de la Ciudad de Nueva York han crecido a 40 puntos base, sostuvo.

El aumento de los diferenciales forzó a la Autoridad de Construcciones Públicas de Puerto Rico a aplazar una colocación de títulos por 900 millones de dólares la semana pasada.

Ahora ve
No te pierdas