Embargos, botín para saqueadores

La crisis hipotecaria en Cleveland ha dejando una ola de delincuencia sobre hogares abandonados los residentes intentan contraatacar organizando grupos de vigilancia y presionando a la policí
Las casas embargadas han sido abandonadas en el barrio.
Les Christie
CLEVELAND -

Cuando las ejecuciones hipotecarias obligaron a los propietarios a entregar sus viviendas en el  barrio de clase trabajadora Slavic Village, el escenario de hogares vacíos atrajo inmediatamente al crimen.  

Slavic Village es conocida como la barriada más golpeada por las ejecuciones hipotecarias en EU. De acuerdo a un estudio realizado por RealtyTrac, las propiedades de esta zona postal registraron el mayor número de embargos en tres meses en el territorio estadounidense.

Según  Jim Rokakis, tesorero del condado de Cuyahoga, hay más de 800 hogares vacantes en el vecindario, fundado en 1840 por inmigrantes polacos y bohemios que trabajaban en las fundidoras de acero y fábricas de la zona. 

Luego de que los propietarios abandonaran sus hogares embargados, el barrio se vio inundado por ocupantes ilegales y saqueadores, explicó Mark Wiseman, director del Programa de prevención de ejecuciones hipotecarias de Cuyahoga. “En los barrios urbanos, sólo se necesitan 72 horas para que sea saqueada una casa que ha quedado vacante.”

Las casas son ‘limpiadas’ por el pillaje, arrancan el revestimiento de aluminio, se llevan las canaletas e incluso los bajantes de agua. “Ya es malo que se lleven las puertas, las molduras y los enseres, pero una vez que se llevan las tuberías no hay remedio, todo está perdido, lo hacen a martillazos” denuncia Wiseman.

Reconstruir una casa cuesta dinero, mucho más dinero del que pagarían por una casa restaurada en el mercado inmobiliario. Optar por la demolición de las casas en ruina tampoco es factible, pues el condado sólo cuenta con un presupuesto de unos cuantos millones de dólares para ese trabajo, y Wiseman calcula que se necesitan al menos 100 millones de dólares.

Muchos hogares de Slavic Village han sido desmantelados hasta el techo, los delincuentes se llevan incluso los revestimientos de vinilo, sin saber la diferencia de precio que hay entre metal y plástico.

Cuando una casa está abandonada, el jardín se convierte en basurero. Con los cristales rotos y sin puertas, su interior queda expuesto a los elementos. En el clima húmedo y frío de Cleveland, las casas se deterioran rápidamente; las que resisten sirven de guarida a los traficantes de droga.

De acuerdo al diario Plain Dealer de Cleveland, en los últimos dos años cinco personas han sido asesinadas en Slavic Village: Asteve’e Thomas, de 12 años, fue baleada en un fuego cruzado entre traficantes.  Joe Krasucki, de 78, fue golpeado por delincuentes y murió unos días después. A Grady Smith, de 27 años, le dispararon fuera de su casa mientras reparaba su coche. Roman Grasela, de 71, murió de golpes en la cabeza cuando entraron a robar su hogar. Therese Szelugowski, de 76, murió días después de haber sufrido una caída mientras era asaltada.

Algunos propietarios, en un intento por salvar algo de sus casas vacías, han instalado puertas reforzadas con cerraduras resistentes y han protegido sus ventanas con contrachapado grueso. Para desalentar a los saqueadores otros pintan letreros que anuncian que no hay nada de valor dentro: “No hay cobre, ni cables, ni PVC.”

Los residentes intentan contraatacar organizando grupos de vigilancia y presionando a la policía que, sienten, nunca está allí cuando se le necesita. Pero con el creciente número de lotes baldíos y casas abandonadas en lo que una vez fuera un barrio poblado y unido, quedan cada vez menos vecinos para dar la pelea contra la delincuencia.

Ahora ve
No te pierdas