Bolsas de Asia suben por la Fed

El promedio Nikkei de Tokio cerró con un alza del 1.1%, el índice KOSPI de Seúl subió un 1.5%; la Bolsa china cerró a la baja un 2.6%, liderado por títulos pesados, como los de PetroChina.
HONG KONG (CNN) -

Las Bolsas de Asia extendían su recuperación el viernes y el yen retrocedía luego de comentarios del presidente de la Reserva Federal, que reforzaron las expectativas de un recorte de tasas alimentando el apetito por el riesgo.

Los inversionistas en acciones se envalentonaron tras escuchar a Ben Bernanke decir ante la Cámara de Comercio de Charlotte que un resurgimiento en las presiones financieras había disminuido la perspectiva para la economía de Estados Unidos, y la Fed tendría que "permanecer excepcionalmente alerta y flexible".

"Cualquier indicación de un recorte de tasa es recibido con agrado porque si la economía de Estados Unidos logra aterrizar suavemente, el mercado puede aguantar y avanzar el año próximo", dijo Hans Kunnen, jefe de investigación de mercados de inversión de Colonial First State en Sidney.

"Sabemos todos que el sector de viviendas se va a contraer y lastimará. La pregunta es ¿Qué parte del resto de la economía puedes salvar?", agregó.

Los comentarios de Bernanke se produjeron después de que las ventas de nuevas casas fueran peores a lo esperado y de un repunte en las solicitudes iniciales de seguro de desempleo quitaron brillo a cifras revisadas que mostraron un crecimiento de la economía de Estados Unidos del 4.9% en el tercer trimestre, su mejor desempeño en 4 años.

El promedio Nikkei de Tokio cerró con un alza del 1.1%, mientras que el índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subía un 1.5%, a máximos de dos semanas.

Los mercados habían subido el jueves luego de que el vicepresidente de la Fed, Donald Kohn, avivó los rumores sobre un recorte de tasas diciendo que la renovada turbulencia en los mercados financieros podría frenar la economía de Estados Unidos y que la Fed debía ser flexible.

Pese al reciente repunte, el índice MSCI se dispone a cerrar noviembre con una pérdida de alrededor del 5%, su mayor caída mensual desde mayo del 2006, cuando retrocedió un 6.6%.

El índice aún acumula una caída del 9% con respecto a su máximo registrado el 11 de noviembre, pero subió un 35% en el año, más de tres veces las ganancias del índice bursátil global de MSCI.

En otros mercados, el índice KOSPI de Seúl subió un 1.5%, y el Hang Seng de Hong Kong ganaba un 0.59%.

Contra este escenario de incremento del apetito por el riesgo, el yen -una moneda de bajo rendimiento- retrocedía.

El dólar se negociaba por encima de los 110 yenes tras un mínimo a 109.45 yenes en la sesión previa, mientras que el euro trepaba a 162.45 yenes desde un mínimo el jueves a 161.50 yenes.

Contra el dólar, el euro se mantenía cerca de los 1.4745 dólares, tras un máximo a 1.4845 dólares el jueves.

China cierra en baja su peor mes desde 1994

El principal índice accionario de China cayó el viernes un 2.6%, liderado por títulos pesados, como los de PetroChina.

De esta manera el referente cerró noviembre con una pérdida del 18%, la mayor caída mensual desde julio de 1994.

El índice Shanghai Composite terminó a 4,871.778 puntos, luego de subir el jueves un 4.2% en un rebote técnico que no logró sostenerse.

La confianza del mercado ha sido severamente minada por una caída de más del 21% en las últimas seis semanas.

PetroChina, la acción de mayor capitalización del mercado, tuvo uno de los mayores volúmenes de operaciones, y descendió un 4.6%, a 31.52 yuanes, luego de tocar un mínimo intradiario 31.50 yuanes, su nivel más bajo desde que su papel clase A comenzó a cotizar en Shanghai el 5 de noviembre.

El índice ha perdido un 19% desde el debut de PetroChina.

"Un precio razonable para PetroChina rondaría entre los 27 y los 32 yuanes", dijo Qin Qimin, analista de mercado senior de Shenyin and Wanguo Securities.

"Se necesita más tiempo para encontrar un piso estable PetroChina", añadió.

Los analistas dijeron que cualquier futuro rebote podría invitar a una toma de ganancias, dada la débil confianza en el mercado.

Los inversionistas han sido desalentados por el persistente ajuste de la política monetaria, las limitaciones de las autoridades al flujo de fondos hacia los mercados, un fuerte suministro de nuevas acciones, altas valuaciones y la debilidad de las bolsas extranjeras.

Ahora ve
No te pierdas