Ventas de autos se debilitan en EU

La industria descendió en medio de un frágil mercado de vivienda y altos precios de la gasolina las ventas anualizadas fueron 15.7 millones frente a más de 16 millones del mismo periodo de 20
En los próximos dos años, Ford comenzará la producción de un  (Foto: )

Las ventas de autos en Estados Unidos cayeron en noviembre, tras un descenso del 11% en las ventas de General Motors, en medio de un débil mercado de la vivienda y altos precios de la gasolina que mantuvieron a raya a los compradores.

Las cifras ratificaron el temor a que la industria profundice su desaceleración.

Ford Motor Co sorprendió a los analistas al presentar un ligero incremento de un 0.4% en sus entregas, lo que marca su primer mes con aumento de ventas después de un año completo de caídas para la atribulada segunda mayor automotriz de Estados Unidos.

Toyota Motor Corp  también anotó un ligero repunte en sus ventas, de un 0.3%, pero los despachos de su marca de lujo Lexus cayeron un 7% en el mes.

"Las alzas en los precios de los combustibles y el descenso en los valores de la casas le dieron un duro golpe a este mes", dijo el jefe de ventas de Toyota en Estados Unidos, Jim Lentz, en un comunicado.

Los rivales japoneses de Toyota presentaron aumentos más limitados en sus ventas de lo que habían previsto los analistas.

Las ventas de Nissan Motor Co Ltd crecieron un 6.1% y las de Honda Motor Co Ltd aumentaron un 4.7%.

Tanto Ford como GM Corp, que recientemente sellaron acuerdos laborales con los sindicatos donde pudieron reducir costos, recortaron sus planes de producción para el primer trimestre respecto a los niveles de hace un año.

Las ventas de toda la industria automotriz en Estados Unidos del mes pasado parecían apuntar a un resultado anualizado de cerca de 15.7 millones de vehículos, de acuerdo a cifras preliminares, dijo Ford.

Esta cifra representaría una caída respecto a una tasa de ventas de poco más de 16 millones de vehículos del mismo mes del año pasado.

Analistas de Wall Street advirtieron recientemente de un giro en el sector automotor en Estados Unidos, que estaría en riesgo de una recesión en el 2008, si la desaceleración económica se profundiza en el segundo semestre de este año.

Ford, que está tratando de estabilizar su participación de mercado, recortó su producción en un 7% y dijo que mantendría un firme control de la producción ante el debilitamiento de la economía.

GM recortó sus planes de producción en un 11%.

"Las ventas de vehículos se han moderado en los últimos meses. Creemos que eso refleja la preocupación por la crisis de los mercados de crédito y bursátil, junto con los ajustes que los consumidores hacen como reacción a los precios de la vivienda y las gasolinas", dijo la economista de Ford Emily Kolinski Morris.

El jefe de ventas de Nissan, Mark McNabb, dijo que las ventas de la industria en general habían sido peores de las esperadas en noviembre, debido a que las señales de un mercado de viviendas más débil en estados como California y Florida fueron un duro lastre sobre las ventas.

"Fue un mercado difícil", dijo McNabb a Reuters. "Fue más difícil de lo esperado", añadió.

Pese al debilitamiento del mercado, las principales automotrices estadounidenses se mantuvieron fieles a su reciente táctica de evitar mayores descuentos para manejar mejor los niveles de inventarios y producción.

"Incluso con la proximidad de una caída de las ventas de fin de año, las automotrices domésticas se mantuvieron comprometidas con la estrategia de fijar precios que limitan sus inversiones en incentivos", dijo Jesse Toprak, analista de Edmunds.com.

Ahora ve
No te pierdas