Textileros se ponen guantes contra China

Quieren medidas en aduanas para detectar ‘dumping’ y pruebas para mantener aranceles son sus ar el sector también inició las negociaciones para modificar contratos colectivos de trabajo.
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La industria textil mexicana se encuentra en pie de guerra ante la pérdida de mercado por la competencia de los fabricantes chinos de textiles y ropa.

Una vez que el gobierno mexicano anunció la revisión de las cuotas compensatorias a estos productos de origen chino, las empresas mexicanas iniciaron la recopilación de información para mantener los impuestos a las importaciones de productos chinos.

Actualmente las importaciones de ropa y telas chinas tiene un impuesto adicional de hasta 300% debido a los 73 subsidios que la nación asiática otorga a sus productores lo que genera ‘dumping’ (competencia desleal) contra las empresas mexicanas.

“Nosotros esperamos que con las pruebas que hemos presentado, muchos de estos casos terminarán teniendo una resolución favorable a la industria mexicana con márgenes que quizá no serán esos 300%, pero demostraremos el dumping”, dijo Rafael Zaga, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex)

La revisión de estos impuestos de importación (aranceles compensatorios) tardará entre 12 y 18 meses, tiempo en el cuál las empresas deberán demostrar que los productos chinos causan daño a la industria mexicana.

Adicionalmente, en enero próximo iniciará un sistema para detectar la importación ilegal de textiles a través de un convenio con la Administración General de Aduanas y la Confederación de Agentes de Aduanales, debido a que el 30% del volumen de textiles y ropa que entra al país es a precios dumping, con costos más bajos de producción que la misma materia prima.

Por ejemplo indicó hay empresas mexicanas que importan mezclilla de Estados Unidos a 0.19 dólares por metro cuadrado, mientras que el costo del algodón y otras materias primas para su elaboración es de 0.55 dólares.

“Este es un claro ejemplo de triangulación y subsidio, estas empresas serán sancionadas a principios del año que viene, ya se están detectando”, dijo Zaga en conferencia de prensa.

Trabajadores

Las empresas del sector iniciaron las negociaciones con los cuatro sindicatos del sector con el objetivo de modificar los contratos colectivos de trabajo para hacerlos flexibles.

Con la intermediación de la Secretaría del Trabajo, los empresarios buscan modificaciones en jornadas laborales, días festivos, vacaciones y otros.

Los acuerdos dependerán de las negociaciones que cada empresa negocie con su sindicato.

La Canaintex confía en que con estas medidas y la reducción de 30% en las tarifas de electricidad en horario punta que resultará en ahorros de hasta 8% en el recibo de cada planta, la industria textil y de confección mexicana logrará enfrentar la competencia de China que hace unos años robó a México el primer lugar como proveedor de Estados Unidos.

Ahora ve
No te pierdas