Mercados emergentes aguardan recorte Fed

Un recorte de 50 puntos sería “bastante positivo” para los países emergentes, según JP Morgan; analistas afirman que en los mercados internacionales existe un problema de liquidez a corto pl
NUEVA YORK (CNN) -

La decisión que adopte la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos el martes sobre sus tasas de interés será el evento más importante de la semana para los inversores en mercados emergentes, que prevén una rebaja del costo del crédito para evitar una recesión estadounidense.

El viernes pasado se dio a conocer en Estados Unidos un informe sólido sobre la evolución del mercado laboral, lo que redujo las expectativas de que la Fed disponga un recorte de tasas agresivo.

El banco central se enfrenta a la posibilidad de que se materialice una recesión como consecuencia del debilitamiento del sector inmobiliario y de los problemas del crédito, causados por las pérdidas de las hipotecas “subprime”.

Para los inversores de los mercados emergentes, una economía estadounidense fuerte ayudaría a preservar un mercado de exportación clave para sus productos, principalmente materias primas cuyos precios han subido considerablemente.

“Si la Fed recorta 50 (puntos básicos), eso es bastante positivo para los mercados emergentes”, dijo Michael Marrese, un estratega financiero de JP Morgan en Nueva York.

“Creo que (una rebaja de) 25 (puntos básicos) está totalmente descontada, y si fuera cero (sin cambios en las tasas), eso sería tomado por los inversores como algo bastante negativo porque mostraría que la Fed no reconoce la seriedad de la debilidad de los mercados internacionales”, agregó.

“En los mercados internacionales existe un problema de liquidez a corto plazo”, añadió.

Actualmente, la tasa referencial de la Fed se encuentra en 4.5%.

Además de la decisión que adopte el martes la Fed, unos datos de ventas minoristas para noviembre, que se conocerán el 13 de diciembre, podrían apuntalar a los datos del empleo, si muestran que la economía continúa pujante.

“Siempre que haya esa interpretación, de que el consumo en Estados Unidos continúa al menos a un ritmo aceptable, Latinoamérica podrá mantenerse de pie y estable”, dijo Enrique Alvarez, un estratega financiero de IDEAglobal en Nueva York.

A medida que los inversores comenzaban a dudar de la fortaleza de la economía estadounidense, la volatilidad de los mercados empezó a incrementarse, lo que hizo que los diferenciales de los rendimientos subieran y bajaran fuertemente todos los días.

Los diferenciales de los retornos de la semana pasada indicarían un predominio de los optimistas, ya que esta brecha -una medida de la aversión al riesgo- bajó alrededor de 17 puntos base a 228 puntos básicos en el Indice Plus de Bonos de Mercados Emergentes de JP Morgan (EMBI+).

Pero la liquidez del mercado se reduce mucho a medida que llega fin de año, y los movimientos actuales de los precios probablemente sean más limitados.

Ahora ve
No te pierdas