Mercados emergentes cierran año fuerte

El rendimiento en las Bolsas supera el 40%, mientras que en bonos alcanza el 6%; pero se mantienen dudas sobre 2008 ante las turbulencias políticas de Pakistán y Kenia.
LONDRES (CNN) -

Las acciones de los mercados emergentes parecían apuntar el lunes a cerrar el año con estelares ganancias de más del 40%, mientras que los bonos emergentes soberanos en divisas se han anotado retornos de más del 6%.

Pero el panorama para el 2008 luce empañado por la incertidumbre. Las turbulencias políticas de fin de año en Kenia y Pakistán han puesto de relieve los riesgos de invertir en los mercados emergentes.

El año ha registrado grandes altibajos, marcado por los temores de una recesión en Estados Unidos después de un desplome del mercado de las viviendas y un racionamiento del crédito causado por la exposición de los bancos a los valores hipotecarios "subprime" (de alto riesgo).

Pero las acciones emergentes han tenido un desempeño superior al promedio del mercado. El índice referencial MSCI de las acciones emergentes termina un 7% debajo del récord que registró en un momento del 2007, pero ha subido más del 40% acumulado en el año.

Esto se compara con una ganancia de 9% que registró el índice global, mientras que un índice paneuropeo comparable aumentó sólo 1.4%, el peor desempeño anual desde el 2002.

"Es justo decir que tuvimos algún tipo de efecto de refugio seguro este año, cuando el dinero salió del crédito de (los países del) G7 y otras categorías, hacia los mercados emergentes", dijo Beat Siegenthaler, jefe de estrategia de TD Securities en Londres.

"La opinión sobre los mercados emergentes como menos riesgosos ha estado cambiando por mucho tiempo, pero este año se convirtió en una corriente principal de pensamiento porque muchos de estos mercados están más firmes en términos de crecimiento económico", agregó.

Ingresos de capitales, incertidumbre

Los datos de la consultora EPFR Global mostraron que el mejor sector entre los fondos de acciones fue América latina, con un retorno de 59.9%, seguida por Asia sin contar a Japón, con 51.34%. Los fondos dedicados a todos los mercados emergentes anotaron ganancias de 43.9%.

Un analista de mercados de EPFR, Cameron Brandt, observó que los fondos en los mercados de dinero habían recibido ingresos netos de 200,000 millones de dólares desde agosto, cuando se hizo más pronunciado el impacto del racionamiento global del crédito.

"Una gran interrogante es hacia dónde irá ese dinero a inicios del 2008", dijo Brandt.

Los bonos de los mercados emergentes en divisas no estuvieron tan bien como las acciones, con un retorno de un 6.3%.

El Indice Plus de Bonos de Mercados Emergentes de JP Morgan (EMBI+) muestra que los diferenciales de los rendimientos de los bonos emergentes sobre la renta comparable del Tesoro estadounidense se ubican en 237 puntos base, con un aumento anual de 70 puntos base.

Este indicador había tocado un mínimo en el año debajo de 150 puntos base, para luego elevarse a un máximo de 277 a fines de noviembre.

Las monedas emergentes también tuvieron un desempeño superior al resto de las divisas.

La lira turca se elevó 21.7% frente al dólar, el real brasileño anotó un avance en torno al 20%, el peso filipino ganó 19% y la rupia india se elevó 12%.

Pero las turbulencias en Pakistán y Kenia acentuaron los riesgos vinculados con la política en los mercados emergentes.

Después de varios días de disturbios tras el asesinato de la líder opositora Benazir Bhutto el jueves pasado, los mercados pakistaníes, que habían estado cerrados tres días, finalmente respondieron.

Las acciones de Pakistán se desplomaron 4.8 por ciento, la mayor pérdida en 18 meses, mientras que la rupia, moneda nacional, marcó un mínimo en seis años.

Ahora ve
No te pierdas