Dólar sufre por apetito EU en extranjero

Los inversionistas estadounidenses están mostrando un apetito sin precedentes por las acciones una tendencia que podría dificultar a Estados Unidos el financiamiento de su enorme déficit en
NUEVA YORK, (CNN) -

Los inversionistas estadounidenses están mostrando un apetito sin precedentes por las acciones extranjeras, una tendencia que podría dificultar a Estados Unidos el financiamiento de su enorme déficit en cuenta corriente y podría presionar al dólar.

Los datos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos reflejan que los inversionistas estadounidenses compraron un récord de 246,000 millones de dólares en acciones y bonos internacionales en el 2006.

Los fondos mutuos reportan grandes flujos a fondos de acciones globales, de parte de inversores que buscan diversificar sus carteras para salir de los activos estadounidenses.

Esos flujos podrían perjudicar al dólar, ya que Estados Unidos tiene que atraer más de 2,000 millones de dólares en capitales extranjeros netos por día para financiar su demanda insaciable de importaciones de productos extranjeros.

Si los inversores estadounidenses continúan comprando más acciones y bonos extranjeros, Estados Unidos deberá atraer todavía más inversiones extranjeras para evitar una baja del dólar.

"Existe una posibilidad definida de que el dólar continúe bajando a lo largo del 2007, y una de las razones de esto son las salidas de capitales de inversionistas estadounidenses que estamos viendo", dijo Dustin Reid, estratega financiero global de ABN Amro en Chicago.

Los fondos de acciones no estadounidenses en Estados Unidos han recolectado unos 20,000 millones de dólares este año a la fecha, de acuerdo con Emerging Portfolio Fund Research (EPFR), una compañía que sigue los flujos de dinero en alrededor de 15,000 fondos mutuos a nivel global.

Eso lleva las compras totales de acciones extranjeras a casi un 40% por encima del ritmo promedio del año pasado.

"Muchos tipos de inversores diferentes, como fondos de pensiones, han buscado diversificar sus carteras en base a la geografía", dijo Brad Durham, director gerente de EPFR, que tiene su sede en Boston. "Esta tendencia no terminará pronto".

Las expectativas de que el dólar seguirá debilitándose han sido una causa clave de la tendencia, dijo Durham. La mayor debilidad del dólar significa que los retornos de los fondos de acciones globales para los inversores estadounidenses crecen por el alza de las divisas extranjeras.

Los economistas dicen que el mayor interés por parte de los inversores estadounidenses en activos extranjeros también podría ser un síntoma de largo y plazo y más global, de la disminución de una tendencia conocida como "sesgo local", en la que los inversores ponen a trabajar sus ahorros en su propio país.

Hace sólo unas décadas, los inversores en todo el mundo destinaban la mayor parte de sus ahorros a cuentas de ahorros y bonos domésticos.

Pero con la globalización, la desaparición de los controles de capitales y la mejora de la información sobre las oportunidades de inversión internacionales, crece la cantidad de inversores que buscan enviar su dinero al exterior.

Como resultado de ello, el sesgo local ha disminuido en todos los países, salvo Canadá, desde 1990, según el Fondo Monetario Internacional.

Ahora ve
No te pierdas