México se une a EU contra China

Será asociado a las consultas de la querella sobre subsidios que EU interpuso contra Pekín; con esta solicitud, México busca combatir prácticas desleales de comercio.
Subsidios del gobierno de China serán investigados en la OMC
CIUDAD DE MÉXICO/GINEBRA (Agencias) -

El Gobierno de México se unió a la demanda de Estados Unidos sobre los subsidios que otorga China a sus productores que, de acuerdo a la denuncia estadounidense, “parecen estar prohibidos” por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En un comunicado dirigido a la OMC, México dijo que buscará establecer una ronda de consultas con China sobre los subsidios que el país asiático otorga a un rango de productos, como el acero, las computadoras y la indumentaria.

Es probable que los dos casos se combinen en una sola presentación ante la OMC, si después de 60 días la ronda de consultas no termina en un acuerdo, según fuentes del sector.

La Secretaría de Economía destacó que la decisión de participar en este procedimiento se debe a la política de México de combatir el comercio desleal que pueda afectar la competitividad en el país y responde a la inquietud manifestada por diversos sectores productivos nacionales.

"No obstante la decisión de llevar a cabo consultas con China en el marco de la OMC, México continuará explorando acercamientos en nuestra relación con China y buscará las oportunidades y beneficios que dicho país representa para México", afirmó la dependencia en un comunicado de prensa.

De acuerdo a la firma de consultoría en comercio exterior IQOM, China tiene la facultad de aceptar o rechazar la solicitud de investigación. En cualquier caso, México conserva su derecho a solicitar sus propias consultas e iniciar un caso contra China.

Dependiendo del tipo de participación que México elija en esta controversia sus derechos variarán, dijo IQOM.

Por lo pronto, México escogió entrar en la modalidad de miembro asociado a las consultas, pero el Gobierno Federal puede solicitar sus propias consultas, con lo que iniciaría un nuevo proceso, ó México puede participar como tercero una vez que las consultas finalicen y se establezca un panel.

El dos de febrero pasado Estados Unidos solicitó a  la Organización Mundial de Comercio (OMC) entrar en consultas con China sobre subsidios del gobierno de Pekín que, según Washington violan los acuerdos de la OMC.

En esa fecha, Susan Schwab, directora de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés), dijo que ''Tenemos el compromiso firme de combatir las prácticas chinas que son inconsistentes con la OMC y afectan a los trabajadores y empresas de Estados Unidos''.

Varios socios comerciales de China, como la Unión Europea, Australia, Japón y México, han pedido ser parte del caso presentado por Estados Unidos como terceras partes, pero hasta ahora México es el único que fue más lejos al convertirse en un protagonista activo en el reclamo.

El proceso de consultas es un nivel previo a la activación de mecanismos de la OMC para resolver una disputa y ha sido iniciado por el gobierno del presidente George Bush ante presiones del Congreso controlado por la oposición demócrata para que adopte una acción que frene el incremento del déficit comercial.

México enfrenta una fuerte competencia comercial de China, país que lo ha desplazado como segundo socio comercial de Estados Unidos.

Ahora ve
No te pierdas