Países en desarrollo atraen inversiones

Los flujos privados hacia las economías emergentes, lograron la cifra récord de 647,000 mdd; sin embargo, el Banco Mundial continúa preocupado por la falta de ayuda internacional.
El BM afirma que el alza en tasas de interés tendrá influenc  (Foto: )

Mientras los flujos netos de capital privado a países en desarrollo alcanzaron en 2006 la cifra récord de 647,000 millones de dólares (mdd), el monto de la ayuda internacional cayó a niveles decepcionantes, señaló el Banco Mundial.

En un reporte difundido, la institución destacó el hecho de que el volumen de los flujos de capital el año pasado rebasó el de años anteriores a pesar de que su ritmo de crecimiento se redujo, al pasar de 34% en 2005 al 17% en 2006.

De acuerdo con el informe Global Development Finance 2007 (Flujos Mundiales de Financiamiento Para el Desarrollo), los países de Europa occidental atrajeron el mayor porcentaje de estos flujos globales.

De igual forma, la financiación mediante participaciones en el capital social creció a un ritmo mucho más rápido que la deuda en estas naciones.

De manera paradójica y a pesar de los compromisos asumidos por países donantes, los flujos de ayuda internacional fueron "decepcionantes", mientras que las fuentes de financiamiento privadas siguieron reemplazando a las oficiales.

Tras alcanzar los 106,800 mdd en 2005, la asistencia oficial para el desarrollo concedida por los miembros del Comité de Asistencia para el Desarrollo se redujo a unos 103,900 mdd.

Según el Banco, esta situación genera incertidumbre respecto a los compromisos asumidos por el Grupo de los Ocho países más industrializados en Gleneagles, Escocia, donde prometieron aumentar la asistencia para el desarrollo destinada a África para 2010.

En su informe anual, el Banco pronosticó que el alza de las tasas de interés reducirá el crecimiento de los países en desarrollo, a tono con las proyecciones que apuntan a que el crecimiento mundial de la economía pasará de 4.0% en 2006 a cerca de 3.5% en 2009.

Esta reordenación, consideró la institución, podría también moderar algunas de las condiciones financieras mundiales de carácter positivo que han predominado en muchos países en desarrollo durante los últimos cuatro años.

El Banco indicó que los flujos de capital accionario superaron en 2006 los 400,000 mdd y representaron casi tres cuartas partes del total, con alzas en inversiones de cartera y en la inversión extranjera directa en mercados emergentes y en países en desarrollo.

Asimismo, las empresas privadas y estatales de los países en desarrollo obtuvieron 333,000 mdd en préstamos concedidos por consorcios de bancos y emisiones internacionales de bonos, un marcado aumento respecto de los 88,000 mdd de 2002.

Según el informe, este nuevo panorama del financiamiento para el desarrollo, en especial el viraje de préstamos oficiales a privados, modifica la evaluación del riesgo y podría tener importantes consecuencias para el crecimiento y la estabilidad financiera.

Ahora ve
No te pierdas