Pequeñas mineras ilusionadas por cobre

Pequeñas mineras están incursionando en el mercado del cobre buscando nuevas fuentes de suminis para algunas empresas el metal rojo se ha convertido en su mejor oportunidad para unirse al sec
Inversionistas están ilusionados por la prosperidad del cobr
SANTIAGO (CNN) -

En medio de la imponente participación de grandes mineras en la VI Conferencia Mundial del Cobre celebrada esta semana en Chile, algunas pequeñas empresas hicieron su debut.

Potenciales inversionistas están ilusionados por la actual prosperidad del metal rojo.

Los precios mundiales del cobre se mantienen en niveles que superan varias veces los costos de producción, lo que ha estimulado a los hambrientos mercados a buscar nuevas fuentes de suministro en regiones ricas en materias primas como América Latina.

También para algunas pequeñas mineras el auge del cobre se ha convertido en su mejor oportunidad de entrar al mercado y medirse con líderes como la estatal chilena Codelco o la peruana Southern Copper Corp.

Es el caso de la novata australiana Tamaya Resources, que el año pasado incursionó en el duro negocio al comprar la mina Cinabrio, en el pueblo de Punitaqui en el centro norte de Chile, con una producción de entre 1,100 a 1,250 toneladas diarias de metal.

El gerente general en Chile de la mina, Stephen Playford, explicó que el objetivo es ampliar la producción a 3,000 toneladas por día para fines de año.

Tamaya, que también tiene recién adquiridos activos mineros en Armenia y Portugal, ha invertido alrededor de 14.1 millones de dólares (mdd) para ampliar la capacidad de procesamiento de la mina chilena, que actualmente es de 12,000 toneladas diarias de concentrado.

"Este es nuestro primer negocio (...) nuestro principal foco en este momento está en Chile y estamos ampliando nuestra base de producción y también buscando otros proyectos en Chile", explicó el gerente administrativo de la empresa, Michael Fischer.

El margen de ganancia de Tamaya es de 1.60 dólares por cada libra de cobre que procesa, un buen negocio cuando el cobre se cotiza actualmente a más de 3 dólares la libra.

"Si los precios del cobre bajan, nosotros debemos reducir nuestros costos de producción también", dijo Fischer.

La mina representa una pequeña fracción del tamaño de la chilena Escondida, propiedad de la gigante mundial BHP Billiton, que produce cerca de 1.3 millones de toneladas de cobre por año.

Invitación a Invertir

Otra debutante en la conferencia, la canadiense Candente Resources Corp., dueña del proyecto cuprífero Canariaco Norte, en el norte de Perú, despertó interés de potenciales compradores.

La presidenta ejecutiva de Candente, Joanne Freeze, clausuró la VI Conferencia Mundial de Cobre en Santiago con una exhortación a que inviertan en su firma.

"El mercado todavía estará abierto por algunas horas", dijo en tono de broma ante los inversionistas sedientos de cobre.

Candente, que cotiza en la Bolsa de Toronto y el mes pasado se inscribió en la de Lima, prevé salir próximamente a los mercados y obtener otros 10 mdd para cubrir costos mientras espera que Canariaco arroje su primera producción.

Algunos mineros en busca de propiedades creen que lo más difícil es encontrar yacimientos que puedan ampliar su producción.

"Hay algunas cosas por ahí que cubren nuestras expectativas, pero el problema es que son muy costosos para comprarlos", dijo Jim Gill, presidente ejecutivo de la canadiense Aur Resources, con minas en Chile y Canadá.

Para Fischer, de Tamaya, la oportunidad la pintan calva: "cuando los precios están bajos y la mayoría de los negocios no funcionan bien, ahí es cuando están disponibles las gangas".

Ahora ve
No te pierdas