Prohíbe Semarnat apertura de pozos

La veda de agua en Coahuila podría obstaculizar la producción de Lala, Alpura y Nestlé; en el país, los productores lecheros consumen 740 millones de m3 del líquido para el forraje.
En el Hundido pasta el ganado que provee a Alpura, Lala y Ne  (Foto: )
Norma Lezcano

Lala, Alpura y Nestlé podrían protagonizar una ‘guerra de agua’, luego de que Semarnat decrete la veda de pozos en el valle de El Hundido, Coahuila.

De ahí se extraen 21 millones de m3 al año, pero en 2001 la recarga natural fue de 20 millones, estima la Comisión Nacional del Agua (CNA). "Ese año se instalaron ahí grandes productores para cultivar alfalfa, hoy debe estar más impactado", dice Francisco Valdés Perezgasga, del Tecnológico de la Laguna.

En El Hundido pasta el ganado de Rancho Ampuero (de la familia Bringas Borqué, dueños de Soriana), que provee a Alpura, el de Beta Santa Mónica, que surte a Nestlé, y dos pequeños productores asociados a Lala.

El 22 de febrero, Lala anunció que ya no compraría leche de esa región, "por ser una reserva natural de alta calidad que requiere ser protegida a cualquier precio". Una medida que podría poner en jaque a sus competidores, que prefirieron no hablar con Expansión.

En el país, los productores lecheros consumen 740 millones de m3 de agua al año para producir una hectárea de forraje. En la Laguna hay 3,000 pozos, al menos 80% de ellos se dedican al forraje.

"La peor manera de invertir la poca agua que tenemos es en alfalfa: inyecta poco dinero a la economía y por ser un cultivo altamente tecnificado, no crea empleos", señala Valdés.

La veda de Semarnat en El Hundido no implicará la prohibición del consumo de agua, sino la apertura de nuevos pozos acuíferos.

Según CNA y Sagarpa, para producir un litro de leche se requieren 1,000 litros de agua para forraje, alimentación e higiene de la vaca.

Ahora ve
No te pierdas