Piden paso de camiones mexicanos a EU

La Cámara de Comercio ha pedido al Congreso no obstruir la entrada de camiones mexicanos; el programa permite a 100 compañías mexicanas operar más allá de las zonas comerciales de EU.
WASHINGTON (AP) -

La Cámara de Comercio de Estados Unidos informó este lunes que ha pedido al Congreso que no obstruya un plan del gobierno del presidente George W. Bush que propone el ingreso piloto por un año de camiones mexicanos a las autopistas estadounidenses.

La maniobra para impedir ese cruce figura en un proyecto de ley (HR 1591) que está siendo armonizado por negociadores de la Cámara de Representantes y el Senado y que aparentemente no tiene ninguna relación con el comercio: ''Ley de alistamiento de las tropas y salud de veteranos estadounidenses y responsabilidad en Irak''.

En ese proyecto aparece una prohibición al uso de fondos para la implementación del programa piloto anunciado hace semanas por el Departamento de Transportes hasta que ''opere una autoridad simultánea y comparable en México y esté disponible para transportistas domiciliados en Estados Unidos''.

''Esta enmienda pone un freno a la expansión de la relación comercial mutuamente benéfica entre Estados Unidos y México'', dijo la Cámara de Comercio en una declaración escrita.

Indicó que con ella se creaba ''una demora innecesaria en la implementación de las provisiones para el cruce fronterizo de camiones'' contenidas en el tratado de libre comercio para América del Norte (NAFTA o TLCAN) que está en vigencia desde hace 13 años.

''Una mayor demora en la implementación del programa piloto sólo continuará afectando la competitividad de Norteamérica, perpetuará la congestión y contaminación en la frontera y dificultará el crecimiento económico'', agregó.

Por disposición de un panel de solución de disputas en el NAFTA, los camiones mexicanos debieron haber empezado a ingresar a territorio estadounidense en el 2001. Bush autorizó el ingreso en febrero a través de un programa piloto que empezaría en mayo.

El Congreso tiene facultades para detener el plan y la mayoría demócrata ha estado recibiendo una fuerte presión de los sindicatos de camioneros, encabezados por la federación AFL-CIO, para no aprobar la autorización presidencial.

R. Bruce Josten, vicepresidente para asuntos de gobierno de la Cámara de Comercio, fijó la posición de este grupo en una carta enviada a los dos más altos miembros del Comité de Apropiaciones del Senado: Robert C. Byrd, su presidente, y Thad Cochran, el republicano más importante del panel.

Josten dice que la Cámara de Comercio, que tiene más de 3 millones de empresas y grupos empresariales entre sus miembros, apoya el programa piloto propuesto por el gobierno y que fue delineado el 23 de febrero por la secretaria de Transportes Mary E. Peters.

Este programa permite a 100 compañías mexicanas operar más allá de las zonas comerciales ubicadas dentro de las 25 millas (40 kilómetros) de la frontera a compañías camioneras mexicanas en la frontera sudoeste de Estados Unidos.

''La seguridad es un tema de gran importancia para las partes'', dijo Josten en su carta fechada el 20 de abril. ''Los temas relacionados a esa área han sido totalmente aclarados (por México y Estados Unidos)''.

 

 

Ahora ve
No te pierdas