Ecuador expulsa a delegado del BM

El presidente del país, ordenó la salida de Eduardo Somensatto representante del Banco Mundial; ante la negativa de otorgarles un crédito de 100 mdd en el 2005.
QUITO (CNN) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa , ordenó este jueves la expulsión del representante del Banco Mundial en Quito por una añeja disputa en torno a la negativa del organismo de desembolsar un crédito de 100 millones de dólares (mdd) en el 2005.

El pronunciamiento atizó la pugna entre ambas partes en torno a la decisión del organismo multilateral de suspender la entrega del crédito de libre disponibilidad cuando el líder nacionalista, que asumió las riendas del país en enero, se desempeñaba como ministro de Economía.

"Hemos recibido la carta en la que se expulsa a nuestro country manager (gerente de país, Eduardo Somensatto)", aseguró un funcionario del Banco Mundial, que demandó no ser identificado. "Estamos analizando la situación y buscando canales de diálogo para mantener nuestras relaciones con el país", agregó desde Washington.

La versión fue confirmada por el Ministerio de Relaciones Exteriores mediante un comunicado.

La decisión de Correa marca un nuevo punto de inflexión en sus tensas relaciones con los organismos multilaterales de crédito, especialmente con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, a los que el popular mandatario ha acusado de recomendar políticas económicas perjudiciales para el país.

El país andino espera recibir este año 86.5 mdd del Banco Mundial para financiar el presupuesto del gobierno central.

El organismo ha defendido su actuación en el caso argumentando que Ecuador violó uno de los requisitos para la entrega del crédito al modificar la estructura de distribución de un fondo petrolero para destinar mayores recursos al área social y disminuir la partida para el servicio de la deuda pública.

El fondo, denominado FEIREP, era considerado un pilar para la sostenibilidad de las cuentas públicas al acumular los réditos generados por la exportación de crudo pesado y destinarlos a financiar operaciones para reducir la deuda pública del quinto productor de crudo de Sudamérica.

Los recursos de esta cuenta se destinan actualmente a financiar distintos programas, como préstamos para el sector productivo y planes sociales.

La resolución del Banco Mundial siempre fue rechazada por Correa, por considerarla una intromisión en las políticas económicas del país y un chantaje para mantener políticas económicas "ortodoxas" y "neoliberales".

Ecuador adeuda unos 748 mdd al Banco Mundial, según datos del Ministerio de Economía.

 

 

Ahora ve
No te pierdas