¿Mexicanos globalifóbicos? Ni tanto…

Sólo dos de cada diez se oponen al proceso de globalización mundial según una encuesta; 59% de los mexicanos cree que el comercio internacional es positivo para la economía nacional.
La globalización no se percibe como negativa. (Dreamstime)
Regina Reyes-Heroles C.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los mexicanos, que tienen una de las economías más abiertas del mundo, muestran poco rechazo hacia la globalización y el comercio internacional. Sólo el 22% de la población cree que es negativa, según una encuesta conducida por The Chicago Council on Global Affairs, WorldPublicOpinion.org.

En México, 59% cree que el comercio internacional es bueno para la economía, mientras que sólo 27% la percibe como negativa. La globalización, según 60% de los mexicanos, es buena para las empresas mexicanas y 53% la considera un proceso positivo en el nivel de vida de las personas.

“Estos resultados demuestran claramente que el público de los países en desarrollo y los desarrollados ven la globalización y el comercio internacional como fuerzas positivas,” dijo el  director ejecutivo de los estudios en The Chicago Council on Global Affairs, Christopher Whitney, en un comunicado de prensa. “Esto puede fortalecer la voluntad política para apoyar el comercio por medio de la liberalización de mercados”.

La encuesta se llevó a cabo en el verano pasado en diversos países que aglutinan más de la mitad de la población mundial. El Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) coordinó el estudio en México y se entrevistaron 1,499 personas.

El concepto de que la competitividad en un modelo de mercado único suprime las realidades culturales y hace daño a los pequeños comerciantes ya no es la norma del pensamiento de los mexicanos. El país cuenta con tratados de libre comercio con más de 40 naciones. La apertura económica, que se percibía como negativa y amenazante a los mexicanos, se entiende ahora como una oportunidad de crecimiento.

Los niveles más de apoyo a la globalización se encontraron en países en desarrollo, mientras que aquellos con economías desarrolladas perciben el proceso como uno menos positivo.

México no es de los principales países que apoyan la globalización, pues en China el 87% cree en ella, mientras que en Corea del Sur e Israel la apoyan el 86% y 82% respectivamente, los mexicanos se suben a la ola de países que creen en el comercio internacional.

La globalización y sus prácticas, según los mexicanos, no muestran claras amenazas al medio ambiente. El 41% cree que son negativas para el entorno y el 41% considera que la globalización lo ayuda. Francia, Estados Unidos, Argentina y Rusia, están de acuerdo en que la globalización y el comercio internacional dañan al medio ambiente y desearían mitigar los efectos con estándares ambientales. Por otra parte, Armenia y Corea del sur muestran una tendencia dividida igual que México.

La preocupación generalizada de que la globalización afecta el empleo tampoco está dentro de las cabezas mexicanas. El 74% de los encuestados creen que el comercio internacional es bueno para la creación de empleos en México. Esta no es una creencia dispersa en el mundo. El 80% de los franceses consideró que sí hay un impacto negativo en la seguridad laboral de su país a causa del comercio internacional y 67% de los estadounidenses estuvieron de acuerdo.

Los bajos costos del empleo en países como México son la razón de la percepción positiva de la globalización en el empleo. Sin embargo, 67% de los encuestados en México favorece las protecciones laborales en los acuerdos comerciales.

“Está claro que la opinión pública en el mundo apoya al crecimiento del comercio”, declaró Steven Kull, editor de WorldPublicOpinion.org. “Sin embargo también es evidente que muchos buscan formas de reducir el impacto perturbador en el medio ambiente y los empleos por medio de la inclusión de estándares ambientales y laborales en los acuerdos comerciales”.

El reporte completo del CIDE.

Ahora ve
No te pierdas