Sindicatos frenan reformas estructurales

Según el Banco Mundial, los organismos laborales y otras élites en el poder inhiben los cambios se requieren modificaciones en materia fiscal, energética y laboral.
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

México no ha podido llevar a cabo las reformas estructurales que requiere para mantenerse competitivo a escala internacional debido a los costos políticos que esto representaría para algunos sindicatos y élites económicas, aseguró el lunes el Banco Mundial (BM).

“Resulta poco probable que la parálisis de las reformas constitucionales en el país se pueda atribuir a un gobierno dividido. La dificultad para aprobar las reformas parece limitarse a ciertos costos de política donde los intereses creados son poderosos”, aseguró el organismo internacional en su estudio México: Más allá de la captura del estado y la polarización social.

El Banco Mundial detalló que tanto los sindicatos como las élites económicas crean distorsiones en las políticas públicas, debido a su influencia excesiva y su habilidad para atacar u obstaculizar funciones o fuentes de ingreso que son clave para el Estado, o a la capacidad de comprar el apoyo de políticos con su influencia financiera..

Estos grupos median, y muchas veces capturan, la relación entre el liderazgo político y los ciudadanos en general (en su capacidad de votantes), lo que afecta el suministro de bienes y servicios públicos, precisó el organismo.

México requiere llevar a cabo reformas en materia fiscal, laboral y energética para mantenerse competitivo frente a otras naciones. Durante la administración de Vicente Fox, los expertos económicos atribuyeron la falta de consensos para llevar a cabo los cambios a la división en el Congreso y la incapacidad de llegar a acuerdos.

Sin embargo, los analistas confían en que Felipe Calderón logre consensos para realizar al menos parte de los cambios que requiere el país.

Presidentes y reformas

Ahora ve
No te pierdas