Países ricos ven bien economía mundial

Los ministros de Finanzas de los 8 países dijeron que la economía global va por buen camino; pero advirtieron que los volátiles precios de la energía podrían frenar el crecimiento.
WERDER-HAVEL, Alemania (AP) -

Los ministros de Finanzas de los ocho países más ricos del mundo dijeron el sábado que la economía global va por buen camino, pero advirtieron que los volátiles precios de la energía podrían frenar el crecimiento.

Los funcionarios de Alemania, Italia, Gran Bretaña, Japón, Canadá, Rusia, Estados Unidos y Francia, también renovaron sus llamados para que exista una mejor administración financiera en Africa, y reafirmaron su compromiso de ''cumplir nuestras responsabilidades como donantes'' para combatir la pobreza en esa región.

''El crecimiento global sigue siendo fuerte y está más equilibrado a través de las regiones y dentro de nuestros países'', expresaron los ministros en un comunicado difundido tras dos días de reuniones en una población turística en la costa del Lago Schwielowsee, Alemania.

Entre los asistentes figuraron Gordon Brown, el próximo primer ministro británico; y el subsecretario del Tesoro estadounidense Robert Kimmitt, que llegó en lugar de su jefe, Henry Paulson.

Si bien los riegos para el crecimiento parecieran haber disminuido, advirtieron que ''los elevados y volátiles precios de la energía siguen preocupando y permaneceremos atentos. Continuaremos buscando políticas responsables para fortalecer un crecimiento sostenido y equilibrado y apoyar el adecuado ajuste de los desequilibrios globales''.

Los ministros dijeron también que África será uno de los puntos centrales del próximo encuentro del G-8 en Heiligendamm, el mes próximo, y pidieron más ayuda, un mayor alivio de la deuda y mejor supervisión financiera.

''Reafirmamos nuestro compromiso de cumplir nuestras responsabilidades como donantes, en especial la importancia de respetar nuestros compromisos de ayuda'', manifestó el grupo en su declaración.

Agregó asimismo que además de una mejor administración financiera de parte de las naciones africanas y un incremento de las inversiones, debe prestarse una ''atención especial a necesidades específicas de los estados que hayan terminado con un conflicto y sean frágiles''.

Hace dos años, Gran Bretaña patrocinó una cumbre del G-8 focalizada en la condonación de la deuda de las naciones africanas y en la ayuda para que la región pudiera gobernarse mejor con el fin de aliviar la pobreza.

El ministro de Finanzas de Alemania Peer Steinbrueck y sus colegas del G-8 eran acompañados en el encuentro de este fin de semana por funcionarios de Ghana, Camerún, Mozambique, Sudáfrica y Nigeria; y por Donald Kaberuka, presidente del Bando de Desarrollo Africano.

El grupo no emitió ningún código de conducta sobre las actividades de los fondos de alto riesgo o su presencia en los mercados mundiales, como se esperaba, pero indicó que habían ayudado con el crecimiento económico.

Ahora ve
No te pierdas