Cuba dará diversos usos al etanol

La isla planea emplear el producto en el área de salud, cocción de alimentos y composición de r el presidente Fidel Castro se opone radicalmente a la fabricación de biocombustibles.
La cooperación alcanzará 28 mdd en 2008(Dreamstime)  (Foto: )
LA HABANA (AP) -

Cuba continuará con su programa de modernización de destilerías para fabricar etanol, aunque le dará usos no combustibles, afirmaron expertos y funcionarios.

La isla planea modernizar 11 destilerías de las 17 existentes, con una capacidad instalada de 180 millones de litros anuales, indicó Conrado Moreno Figueredo, miembro de la Academia de Ciencias de Cuba.

Moreno participó en la sesión inaugural de la V Conferencia Internacional de Energía Renovable y posteriormente ante periodistas destacó que el etanol generado a partir de la caña servirá para nutrir la demanda interna en el área de salud, para la cocción de alimentos y para la composición de bebidas como rones.

''Ese etanol no va a ser para combustible ahora'', comentó Moreno. ''Dentro de cuatro o cinco años veremos'', agregó.

Sin embargo, reconoció que en algunas ''comunidades aisladas'' este producto podría ser una oportunidad de desarrollo.

El debate sobre los biocombustibles se desató en semanas pasadas tras una visita del presidente estadounidense George W. Bush a América Latina, en la cual llevó en agenda la idea de convencer a sus vecinos para que dedicaran cosechas de maíz y caña para producir sustitutos del petróleo.

Brasil se sumó a la iniciativa, pero varias naciones y en especial organizaciones campesinas denunciaron esta alternativa como un intento de Washington de mantener el consumismo de los países desarrollados en detrimento de la alimentación de los del tercer mundo.

El presidente Fidel Castro, quien convalece de una operación, se metió de lleno en la polémica oponiéndose radicalmente a la fabricación de biocombustibles.

Sin ir más lejos en una columna de opinión distribuida el martes por la tarde el mandatario retomó el tema y propuso a los líderes mundiales ''agarrar el toro por los cuernos'' para realizar una verdadera revolución energética de ahorro, antes que privar a millones de personas de alimentos.

Como ejemplo enfatizó en la experiencia cubana a partir de la sustitución de bombillos incandescentes por fluorescentes, actitud también asumida por Venezuela.

El programa isleño contempla además cambios masivos de electrodomésticos a la población por otros menos gastadores, cientos de kilómetros de redes de distribución reparadas y descentralización de los generadores, entre otras medidas.

''¿Por qué se escuchan nada más que rumores sin que las direcciones de los países industrializados se comprometan abiertamente con una revolución energética, que implica cambios de conceptos e ilusiones sobre crecimiento y consumismo que han contagiado a no pocos países pobres?'', se preguntó Castro.

Hasta la polémica actual, Cuba tenía entre sus planes un agresivo desarrollar un agresivo programa de etanol como combustible.

En 2006, el especialista en derivados de la caña, Luis Gálvez, dijo que Cuba iniciaba un programa para alcanzar en el 2010 los 500 millones de litros por año de etanol, que incluía la modernización de plantas y la creación de otras siete refinerías. Ahora ningún funcionario especificó si este proyecto de instalaciones nuevas se mantendría.

La ministra de la Industria Básica, Yadira García, también participó en el congreso e insistió en la idea de usar el etanol no como combustible, pues se debe alimentar primero a la gente antes que los ''estómagos metálicos'' de los carros.

Las autoridades cubanas esperan desarrollar alternativas al caro, contaminante y cada vez más escaso petróleo.

''Hay una voluntad política muy fuerte alrededor de las fuentes renovables de energía'', comentó Moreno y señaló que este año se creó un grupo dirigido por el Ministerio de Industria Básica y el de Ciencia y Medio Ambiente con otras 20 instituciones para coordinar el trabajo en esta área.

Ahora ve
No te pierdas