Se extinguen Bonos Brady en A. Latina

El Banco Mundial consideró que estos instrumentos han sido prácticamente retirados de la región estos bonos sirvieron a varios países para hacer frente a crisis económicas.
WASHINGTON (AP) -

Los bonos Brady, delineados como una innovación de la forma en que los países en desarrollo enfrentaron su deuda externa en los años 80, han sido en términos prácticos totalmente retirados de América Latina, dijo este martes el Banco Mundial.

Las grandes recompras de deuda de soberanía hechas en el 2006 por Brasil (15,000 millones de dólares), México (5,400 millones), Venezuela (4,600 millones) y Colombia (4,300 millones) han reducido el costo promedio del capital de esos países y mejorado significativamente sus perfiles de endeudamiento, afirmó.

''Con una cobertura de menos de 6,000 millones de dólares (mdd), los bonos Brady, alguna vez la columna vertebral de los valores de los mercados emergentes, han sido casi completamente retirados (de la región)'', dijo el Banco en su informe Desarrollo Financiero Global 2007.

Hizo notar que aun con esas mejoras en las estadísticas de la deuda externa, la dependencia regional en los capitales extranjeros ''al parecer'' también ha declinado, pero indicó que no disponía de cifras inmediatas en ese campo para corroborar su apreciación.

El Banco dijo que había otros dos acontecimientos que valían la pena mencionar en el mejoramiento del panorama de la deuda latinoamericana: la acumulación de reservas y la rápida expansión de los flujos de remesas a los países de la región.

En el caso de Centroamérica y el Caribe las remesas solventaron el gasto de las importaciones, afirmó.

Según el Banco Mundial, las remesas a Latinoamérica llegaron en el 2005 a 48,000 mdd y en el 2006 a 53,000 millones. En el año 2000 fueron de apenas 20,000 millones. El Banco Interamericano de Desarrollo calcula que las remesas superarán los 60,000 millones en el 2007.

Los bonos Brady son emitidos por los gobiernos en desarrollo y están entre los valores internacionales de mayor liquidez debido a que tienen aval del Tesoro estadounidense. Recibieron ese nombre en honor de su creador, el ex secretario del Tesoro Nicholas Brady.

Se acogieron a la iniciativa 17 países de Latinoamérica, Asia, África y Europa Oriental con un total de 170,000 millones de dólares en emisiones. México fue el país con mayor emisión, de 48,100 millones en 1990. Le siguió Brasil cuatro años más tarde con 46,000 millones para evitar la cesación de pagos de su deuda.

El Banco Mundial no dio detalles de qué países aún figuraban entre los principales emisores de los 6,000 mdd en bonos Brady que seguían vinculados a la región. Ecuador fue el primer país latinoamericano que no pudo honrarlos a fines de los 90 y ha tenido frecuentes dificultades para mantenerse al día.

Según el Banco, el flujo neto de capitales a la región fue de 68,000 en el 2006, un ligero aumento de los 65,000 del 2005, pero bien abajo del nivel récord de 110,000 millones alcanzado en 1998.

En términos porcentuales del desarrollo regional, el flujo del año pasado equivalió al 2.5%, lo cual es menor del 2.8% del 2005, y representó menos de la mitad del 5.5% de promedio en los años finales de la década pasada.

El Banco hace notar también que el pago de deuda en la región a acreedores oficiales declinó el año pasado y consecuentemente la salida de capitales cayó de 31,200 millones en el 2005 a 24,600 millones en el 2006.

Indicó que en el 2006 esa salida se debió en gran parte a los enormes pagos voluntarios que hicieron Argentina (9,600 mdd) y Uruguay (2,500 millones) al FMI, y México (2,500 millones) al BID y Banco Mundial.

Para diciembre, el Banco proyecta una ''moderación'' en el crecimiento regional con un descenso del 5.6% del 2006 a 4.8% y una caída aún más marcada a 3.9% en el 2009. Pero, alerta que la baja no debería preocupar mucho ya que correspondería a ''un retorno a tasas más sostenibles'' de crecimiento en Argentina y Venezuela, luego de sus respectivos ''rebotes'' de postcrisis.

''Excluyendo a esos dos países, la expansión económica en el resto de la región se proyecta en niveles relativamente estables del 4.1% durante esos años, una baja de apenas 0.6% puntos con relación al 2006'', dijo.

Las proyecciones de crecimiento regional son casi similares a las del FMI. Este dijo en abril que sería del 4.9% (contra 4.8 del Banco Mundial) en el 2007, menor que el del año pasado, de 5.5% (5.6 del Banco).

Ahora ve
No te pierdas