Tsunami bursátil en China

Las acciones chinas tuvieron su segunda peor caída en una década y se desplomaron un 6.5%; la medida, provocada por el nuevo impuesto bursátil, inquietó a los mercados mundiales.
Miércoles negro. China tuvo el segundo mayor desplome en una
SHANGHAI (CNN) -

Las acciones chinas se desplomaron un 6.5% el miércoles, su segunda mayor caída de la década, luego que el Gobierno aumentó el impuesto a las operaciones con acciones, en su mayor esfuerzo para enfriar al sobrecalentado mercado.

La caída inquietó a los mercados bursátiles del mundo.

Sin embargo, varios administradores de fondos y analistas dijeron que no esperaban que el mercado chino, que se ha prácticamente cuadruplicado en los últimos 18 meses, colapse.

El sólido crecimiento corporativo, las tasas de interés relativamente bajas, y muchos otros factores que han impulsado el alza del mercado continuarán, por lo que seguirá el alza del precio de las acciones chinas, dijeron.

"La tendencia alcista del mercado todavía no se termina", dijo el Royal Bank of Scotland en un informe, en el cual dice que las autoridades chinas intervendrán si es necesario para prevenir un colapso del mercado, una medida clave para sus planes de reforma económica.

El índice compuesto de Shanghai, que cerró en sus máximos el día anterior, varió ampliamente antes de cerrar el miércoles en 4,053.088 puntos.

En un momento, cayó hasta un 7.4%.

El ministerio de Finanzas anunció tras la medianoche del martes que aumentaría el impuesto a las operaciones con acciones a un 0.3% desde un 0.1%, el último de una serie de pasos del gobierno para enfriar el mercado.

El 27 de febrero, el índice se hundió un 8.8% debido a los rumores de medidas enérgicas en contra de la especulación, y al día siguiente reanudó su marcha y alcanzar nuevas máximas dentro de un mes.

El ex presidente del directorio de la Reserva Federal, Alan Greenspan, advirtió la semana pasada que el mercado se estaría encaminando a una "contracción dramática".

Sin embargo, la caída del miércoles sólo llevó al índice de vuelta a su nivel del 21 de mayo, y una baja hasta los 3,600 todavía lo dejaría con un alza del 35% en lo que va del año, no lo suficiente como para contrarrestar el alza de largo plazo, según varios administradores de fondos.

Jun Ma, un economista del Deutsche Bank Greater China, apuntó que el mercado había perdido un 30 por ciento durante los cuatro meses después de que China aumentara el impuesto a operaciones con acciones desde un 0.3% a un 0.5% en 1997. Pero el actual retroceso sería menos drástico, agregó.

"La liquidez doméstica es mucho más sólida debido a razones con sustento estructural (...), y el gobierno también está preocupado sobre que el mercado se dispare a la baja antes del Congreso de Partidos en el otoño", dijo Ma.

Algunos analistas esperan que el mercado reanude su alza tan pronto como la semana entrante, aunque a un ritmo menor que el mes anterior.

"El índice encontrará un piso de corto plazo de 3,900 a 4,000 puntos y reanudará su alza luego de una corrección de unos tres días", dijo Zhang Yanbing, de Kinghing Securities.

Pero el fuerte interés de compra de algunas compañías que anunciaron buenas noticias el miércoles sugirieron que los inversionistas permanecieron optimistas sobre la perspectiva a largo plazo del mercado.

Los títulos de Tianjin Port escalaron su límite diario del 10%, a 24.19 yuanes, tras decir que compraría activos clave valorados en 4,100 millones de yuanes de su matriz estatal, al emitir unas 226 millones de nuevas acciones a 18.17 yuanes cada una.

Ahora ve
No te pierdas