Banxico pugna por transparencia

Guillermo Ortiz dijo que las instituciones democráticas están obligadas a la rendición de cuent aseguró que la economía es más eficaz cuando se tiene la información para tomar decisiones.
Felipe Calderón y Guillermo Ortiz en de la Cuarta Semana Nac
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En una sociedad democrática, las instituciones públicas están obligadas a la transparencia y a la rendición de cuentas, afirmó el gobernador del Banco de México (Banxico), Guillermo Ortiz Martínez.

En la inauguración de la Cuarta Semana Nacional de Transparencia, señaló que mientras la gente debe comprender los objetivos de las entidades de servicio público y las razones de sus decisiones, las autoridades están obligadas a rendir cuentas a la sociedad sobre el cumplimiento de su misión y el logro de objetivos.

En el acto encabezado por el presidente Felipe Calderón, Ortiz Martínez aseguró que una economía funciona de manera más eficaz cuando la información necesaria para la toma de decisiones es difundida de manera amplia y oportuna.

En la ceremonia efectuada en el Museo Nacional de Antropología, sostuvo que la transparencia no sólo es un derecho de la ciudadanía consagrado en la ley, sino un elemento fundamental para hacer más efectivas las acciones de la autoridad y más eficiente la gestión pública.

Igualmente, es un componente fundamental de la vida democrática, ya que fortalece la rendición de cuentas y la confianza en las instituciones del Estado, añadió en el foro organizado por el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI).

Ante el comisionado presidente del IFAI, Alonso Lujambio Irazábal, Guillermo Ortiz refirió que la transparencia es un concepto estrechamente relacionado con la evolución del Banxico hacia un banco central moderno.

Destacó que la Ley del Banco de México establece mecanismos para transparentar la gestión de la institución y rendir cuentas a la sociedad, tanto en sus acciones como en el uso de los recursos públicos que se le han confiado.

Indicó que a partir de 1994, con la reorientación de una política monetaria, el Banxico adoptó una nueva política de información encaminada a que los agentes económicos puedan dar seguimiento y mejor información de las acciones del banco central.

Así, afirmó que una de las características del actual esquema de política monetaria es el énfasis en la transparencia de sus objetivos y políticas del Banxico, así como en la rendición de cuentas respecto al logro de dicho objetivos.

Consideró que la promulgación de la Ley de Transparencia, en vigor en 2003, fue una oportunidad para el Banxico de fortalecer los esfuerzos de transparencia, a través de una ventanilla adicional de consulta para plantear solicitudes de información.

Desde entonces, el Banxico ha atendido cuatro mil solicitudes de acceso a la información y se han interpuesto sólo ocho recursos de revisión, en su mayoría que requieren datos de índole económico clasificado como público y que ya se difundía, refirió.

Esto condujo a la reorganización integral del sitio de Internet del Banco de México para que la presentación de la información fuera más clara y amigable, aún para el público no familiarizado con la economía.

El funcionario recordó que en los primeros seis meses de operación del sitio, el número de solicitudes de acceso a la información recibidas al amparo de la Ley de Transparencia se redujo a menos de la mitad.

La intención del Banxico es reducir aún más este número, al publicar más información y mejor organizada para que los usuarios la puedan consultar de manera inmediata sin tener que solicitarla, agregó.

Por su parte, el presidente del Grupo BAL, Alberto Bailléres, planteó que las empresas socialmente responsables que deseen contribuir al desarrollo económico y político de México deben incluir en su agenda el tema de la transparencia.

"Transparencia, actualidad, autenticidad y oportunidad de la información que genera el gobierno que pueda ser útil para la toma de decisiones económicas", apuntó.

Consideró necesaria la transparencia en la relación entre empresarios, gobiernos y sindicatos, y entre las propias compañías, pues se requiere que los competidores tengan igual acceso a la información relevante para desempeñar su actividad, puntualizó.

Ahora ve
No te pierdas