Monedas AL resistentes a la volatilidad

Apuntaladas por la solidez brasileña y un cuadro estable para la política monetaria mexicana; la resistencia a la volatilidad financiera global podría seguir esta semana.
Las monedas de América Latina muestran fortaleza. (Especial)  (Foto: )
BUENOS AIRES (CNN) -

La resistencia de las monedas latinoamericanas a la volatilidad financiera global podría seguir esta semana, apuntalada por la solidez del sector externo brasileño y un cuadro estable para la política monetaria mexicana.

Pero aún continúan al acecho los riesgos, principalmente externos, para la coyuntura positiva de las economías y las divisas regionales. Las amenazas se acentuaron cuando este mes la rentabilidad de los bonos de Estados Unidos cruzó el 5%, para llegar incluso a su máximo en cinco años.

El incremento reflejó y al mismo tiempo retroalimentó los temores por la inflación de Estados Unidos en los mercados financieros, que últimamente han registrado altibajos lo suficientemente significativos como para poner en guardia a las principales autoridades económicas del mundo.

El secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, dijo la semana pasada que el alza de tasas es un "llamado de atención" a los inversores. Thomas Jordan, miembro de la junta del Banco Nacional de Suiza, advirtió que los especuladores e inversionistas no deberían asumir riesgos excesivos.

En medio de las oscilaciones de los mercados, en días recientes el principal índice de la volatilidad financiera, el VIX, se incrementó para acercarse a los niveles altos de la turbulencia de fines de febrero y de la primavera boreal del año pasado.

Pese a todo eso, y a la típica variabilidad más pronunciada de los activos latinoamericanos, las divisas de la región aún se mantienen fuertes o estables. El real de Brasil cerró el viernes con un avance diario del 0.83% a 1.912 por dólar, cómodamente del otro lado del umbral de 2 por dólar.

El peso mexicano  concluyó el viernes con un alza todavía mayor, de 1,13 por ciento, la mayor subida desde julio del 2006, para ubicarse en 10.7625/10.7650. Los activos de América Latina en general se vieron favorecidos por los datos que mostraron que la inflación estadounidense sigue contenida.

Oportunidad de compra

Algunos bancos habían visto las recientes caídas de los papeles regionales como una oportunidad de compra, y renuevan sus apuestas. "A medida que se calman las aguas del mercado de bonos del Tesoro de Estados Unidos, vemos valor en los activos latinoamericanos", dijo el viernes un informe de BNP Paribas.

"(...) el repunte del crecimiento de Estados Unidos ayudará a mantener los precios de las materias primas altos, lo que en términos netos es positivo para Latinoamérica", agregó. Esto sin duda vale para Brasil, que el viernes difundirá su resultado de cuenta corriente de mayo.

Esta semana, "el (tipo de cambio de) 1.90 puede quebrarse otra vez", dijo Pedro Tuesta, analista de la firma 4Cast, para referirse a una potencial apreciación adicional de la moneda brasileña. "Debajo de 1.90 el mercado no siente tan a gusto", agregó.

Para México, la clave de la semana también es el viernes, cuando según los analistas, el banco central de ese país mantendría su tasa de interés en el 7.25%. El peso "puede apreciarse hasta un nivel de 10.76 por dólar, ante el optimismo de la reforma fiscal", dijo Miguel Gaytán, de Bursamétrica.

El Gobierno del presidente Felipe Calderón negocia desde hace varios meses con legisladores para lograr una reforma que impulse la recaudación y disminuya la dependencia de las exportaciones petroleras del país, lo que genera expectativa en los mercados financieros locales y del exterior.

En Estados Unidos no hay indicadores muy relevantes, mientras empieza la cuenta regresiva para el encuentro de política monetaria que mantendrá la semana próxima la Reserva Federal de Estados Unidos, donde nadie prevé que modifique la tasa de interés referencial desde el actual 5.25%.

El martes se conocerán datos de los inicios de construcciones de casas y permisos para edificar, y para el jueves se espera un índice de negocios de la Fed de Filadelfia. Las cifras de las viviendas ayudarán a ver si el sector inmobiliario sigue pesando sobre la expansión estadounidense.

Ahora ve
No te pierdas