3% de impuestos a refrescos y gasolinas

El gobierno propondrá un gravamen local a productos como diesel y bebidas alcohólicas; el impuesto -que se incluiría en la propuesta de reforma fiscal- es adicional al IVA y al IEPS.
Tomar bebidas refrescantes costaría más caro (Especial).  (Foto: )
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las entidades federativas tendrían la facultad de cobrar un impuesto local de 3% a la venta final de bebidas refrescantes y alcohólicas, gasolinas y diesel, de prosperar una de las propuestas que presuntamente incluirá el Gobierno federal en su proyecto de reforma fiscal, de acuerdo con un documento preliminar.

El gravamen local no deberá exceder del 3% del precio de la bebida refrescante o alcohólica y, tratándose de la gasolina y diesel, deberá establecerse una cuota que no exceda de 30 centavos por litro.

De acuerdo con un anteproyecto de reforma fiscal al que tuvo acceso CNNExpansión.com, la base gravable no incluirá los impuestos al Valor Agregado (IVA) y el Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS).

Este nuevo tributo no podrá acreditarse contra otros impuestos ni federales ni locales.

La administración de Felipe Calderón destaca en el documento que para poder cobrar este tributo estatal a las gasolinas sería necesario llevar a cabo cambios en la Constitución.

Según el Gobierno federal, el cobro de este tipo de gravamen se hace necesario debido al incremento en el consumo de gasolina y diesel, que se ha traducido en una mayor afectación al equilibrio ecológico y medio ambiente.

El secretario de Hacienda, Agustín Carstens, había anunciado que esta misma semana podría entregarse el proyecto de reforma fiscal al Poder Legislativo.

El gobierno de Vicente Fox, en 2001, ya había intentado reducir la tasa del 15% de IVA a un 12% o 13% para permitir a las entidades que cobraran un gravamen local al consumo, aunque la propuesta no prosperó en San Lázaro.

Ahora ve
No te pierdas