Biocombustibles vs calentamiento global

Los países buscan la manera de reducir las emisiones contaminantes sin sacrificar la economía; la industria brasileña se ha convertido en la clave de estos proyectos ambientalistas.
Los mecanismos de desarrollo intentan evitar la emisión de d
SAO PAULO (CNN) -

Biocombustibles como el etanol jugarán un rol crucial en la lucha para reducir las emisiones de dióxido de carbono y revertir el calentamiento global, dijeron científicos y ambientalistas.

En medio de un aumento alarmante de las emisiones de gases de efecto invernadero, países en todo el mundo buscan enérgicamente maneras viables para recortarlas sin sacrificar el crecimiento económico.

"No sólo el clima está calentándose, se está calentando a un ritmo cada vez más rápido", dijo Roberto Schaeffer, miembro del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, una iniciativa de Naciones Unidas y de la Organización Meteorológica Mundial.

"Los biocombustibles juegan un gran rol ahí", agregó durante una cumbre de dos días sobre el etanol en Sao Paulo, la capital comercial brasileña.

Brasil, el mayor productor mundial de etanol a base de caña de azúcar, ha liderado la promoción de los biocombustibles como una vía para reducir el consumo de combustibles fósiles.

Más de dos tercios de todos los vehículos nuevos en el país están equipados con motores de combustibles flexibles, los cuales operan con cualquier mezcla de etanol y gasolina.

Toda la gasolina tiene un 23% de mezcla de etanol, lo que ayuda a disminuir la contaminación.

El fuerte crecimiento de la industria brasileña de biocombustibles ha convertido al país en el jugador clave del novedoso mercado de los llamados Mecanismos de Desarrollo Limpio, establecidos bajo el Protocolo de Kioto para permitir que los países industrializados inviertan en proyectos en naciones en desarrollo para reducir emisiones.

Los Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL) son proyectos que pueden evitar en gran medida que el dióxido de carbono sea liberado a la atmósfera.

Científicos creen que el CO2 es uno de los principales responsables del calentamiento global.

Brasil ha registrado 100 proyectos de desarrollo limpio de un total mundial de 700, según Naciones Unidas. Alrededor de 40 de esos proyectos son las llamadas plantas de cogeneración, que utilizan el bagazo que queda como desecho de caña de azúcar procesada para generar electricidad.

Al invertir en estos proyectos, empresas y países pueden calificar para obtener los llamados "créditos de carbono", los cuales pueden ser vendidos en los mercados globales de derivados a cambio de una ganancia.

"Existe un consenso acerca de que el comercio de créditos de carbono es una mejor manera para desalentar las emisiones de gases que los impuestos a las emisiones de carbono", dijo Luiz Gylvan Meira Filho, experto sobre el cambio climático de la Universidad de Sao Paulo.

La bolsa de materias primas y futuros BM&F de Brasil, que ya vende futuros de etanol, también se ha vuelto más activa en el mercado de créditos de carbono.

BM&F firmó un contrato con el gobierno de la ciudad de Sao Paulo para intermediar en la venta de los créditos de carbono que la ciudad ha adquirido a través de sus propios proyectos de desarrollo limpio.

La venta será realizada en una subasta vía internet, lo que probablemente atraerá compradores de Europa, continente donde las compañías deben comprometerse a estrictas cuotas de emisiones.

"Aún es un mercado naciente, pero la demanda está claramente en crecimiento, dando al mercado los mecanismos que pueden ayudar en la lucha contra el calentamiento global", dijo Guilherme Magalhaes Fagundes, un funcionario de BM&F.

Ahora ve
No te pierdas