Precios de básicos suben hasta 77%: CTM

Carnes, frijol, huevo, tortilla y azúcar los de mayor incremento en el primer semestre del año; la central obrera exige una mayor participación de la Profeco para evitar especulación.
Las tortillas tendrían minerlaes, vitaminas y ácido fólico.  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Al inicio del segundo semestre de 2007 el precio de los productos de la canasta básica ha registrado un aumento "silencioso", mientras la Profeco se ha convertido en una institución decorativa, advirtió la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

En lo que va del año, ejemplificó, 10 productos de consumo básico registraron incrementos que oscilan entre 24 y 77%, entre estos las carnes de res y pollo, así como huevo, tortilla, azúcar, fríjol, tomate verde, cebolla y limones, agregó la central obrera.

En ese sentido, la CTM dijo que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no funciona y se ha convertido en una institución de "decoración", pues "no le sirve para nada a los trabajadores, porque no tiene el control de los precios".

Javier Pineda Serino, Armando Neyra Chávez y Gloria Carrillo Salinas, integrantes del Comité Ejecutivo Nacional de la CTM, se pronunciaron contra de esos incrementos y lamaron a las autoridades federales a detener la escalada de precios.

Indicaron que otro de los problemas que enfrenta los trabajadores es el abuso de los distribuidores de gas L.P., quienes incluso "ordeñan" hasta 20% los cilindros del combustible.

En entrevista, los dirigentes cetemistas alertaron sobre un aumento de hasta 40% en el precio de cortes finos de carne de carne y de 10 a 15% en los llamados populares, lo que ha provocado una caída de siete por ciento en el consumo del alimento.

Destacaron que el salario mínimo de 50.57 pesos no alcanza ni para un kilo de carne, el cual varía de acuerdo al establecimiento donde se adquiera. "Esta percepción apenas alcanza para un kilo de retazo con hueso", agregaron.

Respecto al precio de la leche, comentaron que una vez más los ganaderos del sector privado se "salieron con la suya y aumentaron el costo del lácteo hasta 20%, bajo el argumento de que los insumos también subieron su valor". De nueva cuenta, añadieron, quienes "pagan los platos rotos" son los trabajadores, por lo que consideraron necesario poner un freno al alza indiscriminada de los productos de consumo básico,  porque además de caros ofrecen al consumidor kilos incompletos".

Ahora ve
No te pierdas