Superará ineficiencia fiscal al CETU

Los recursos que pudiera obtener el CETU se perderían por la mala administración tributaria; la evasión en México asciende a 27% del total recaudable y equivale a 3% del PIB, estimó el ITA
La mala administración fiscal dañará el potencial del CETU (  (Foto: )
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La posibilidad de recaudar el equivalente a 1.8% del Producto Interno Bruto (PIB) con la eventual aprobación de la Contribución Empresarial a Tasa Única propuesta por el Ejecutivo está sobreestimada, porque las debilidades de la administración tributaria minarán su efectividad, advirtió el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

“Al omitirse mejoras de fiscalización, las debilidades de la administración tributaria reducirán el potencial recaudatorio de los cambios”, detalló el organismo privado en su Proyecto de Evaluación de la Propuesta de Reforma Fiscal.

Agregó que además el gravamen continuará cobrándole a los contribuyentes cautivos, quienes además tendrán que hacer cálculos dobles para cumplir con el fisco.

La evasión fiscal en México asciende al 27% del total recaudable y equivale al 3% del PIB, estimó en conferencia de prensa el director del Instituto de Políticas Públicas del ITAM, Ricardo Samaniego.

De aprobar el Congreso el cobro del CETU las empresas pagarían el gravamen que resultara más alto entre el nuevo y el Impuesto Sobre la Renta (ISR).

El CETU se aplicará a las ventas de las empresas, luego de que deduzcan el costo de las ventas así como los costos de operación excepto la nómina y las inversiones de capital, la Secretaría de Hacienda (SHCP) quiere que el gravamen sea de 16% para 2008 y de 19% para 2009.

Como el nuevo gravamen traslada al patrón el costo de la deducibilidad de salarios y previsión social, encarece el costo del empleo, alertó el CEEY.

“Si los patrones de empresas medianas y pequeñas modifican su sistema de contratación por el de honorarios, deducibles en la CETU, dejarán a sus empleados sin seguridad social”, dijo el organismo privado en su evaluación.

Expertos fiscales de Deloitte, Ernst & Young y la American Chamber (Amcham) han venido advirtiendo que la aprobación del CETU podría inhibir la inversión extranjera en México debido a que el nuevo gravamen no sería reconocido por las autoridades de otros países y las empresas acabarían pagando impuestos dos veces, una en cada nación.

El CEEY calificó al CETU con 5.7 en una escala de 0 a 10, donde 5 indica medianía.

Este organismo privado nació en 2005 en memoria de Manuel Espinosa Yglesias, empresario y filántropo, y busca influir en el diseño e implementación de políticas públicas.

 

Ahora ve
No te pierdas