Kirchner defiende al Banco del Sur

Néstor Kirchner dijo que las gestiones para crear el Banco del Sur estáran listos en noviembre agregó que la institución financiera reducirá la inflación de los países y la solidaridad regio
Kirchner dijo que confía en que las gestiones para crear el

El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, dijo este viernes que confía en que las gestiones para crear el Banco del Sur concluirán en noviembre y llamó a todos los países latinoamericanos a sumarse al proyecto.

En una visita de cuatro horas a la ciudad sureña boliviana de Tarija, Kirchner defendió el Banco del Sur -una iniciativa del presidente venezolano Hugo Chávez para reducir la influencia de los entes multilaterales- y la solidaridad regional como claves para acelerar el desarrollo y corregir las injusticias.

"Vamos a avanzar en el Banco del Sur y seguramente se estarán dando pasos definitivos allí por noviembre de este año en Venezuela", dijo el gobernante argentino en un encuentro con el boliviano Evo Morales y el venezolano Chávez.

Kirchner llamó específicamente a Brasil, Ecuador, Uruguay, Paraguay, Chile "y ¿por qué no México?" a posibilitar el lanzamiento del Banco del Sur, al cual definió como "un instrumento independiente que va a ayudar no a financiar el gasto público sino la inversión".

El mandatario argentino añadió que las críticas al proyecto del Banco del Sur procedían de "los economistas neoliberales" quienes no creen que el gasto público pueda ser inversión en el desarrollo.

Un funcionario venezolano de alto rango dijo el jueves en Quito que el Banco del Sur arrancaría con un capital de entre 7,000 y 10,000 millones de dólares.

Una vez que se resuelvan los aspectos técnicos, los países miembros firmarían el acta constitutiva y en una segunda instancia deberán firmar el convenio constitutivo que fijará el capital suscrito y pagado de la entidad, explicó el funcionario.

Los nuevos avances del proyecto se producen en momentos que crece el número de economías latinoamericanas que buscan desvincularse del FMI y el Banco Mundial, tradicionales fuentes de financiamiento de una región que requiere ingentes recursos para su crecimiento.

Ahora ve
No te pierdas