Preparan una 'contrarreforma fiscal'

Las bancadas del PRI y PRD presentarán a Hacienda una propuesta con un enfoque más social; dijeron que la iniciativa no afectará a los asalariados ni a las personas de menores recursos.
Los legisladores preparan una propuesta fiscal con un enfoqu  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Las bancadas del PRI y del PRD en la Cámara de Diputados preparan una propuesta de "contrarreforma fiscal" para presentarla en los próximos días a la Secretaría de Hacienda, con un enfoque más social sin afectar prestaciones y empleo.

En el marco de una reunión privada en San Lázaro, legisladores de ambas bancadas que pertenecen a la Comisión de Hacienda, delinearon las coincidencias que tiene en el ámbito fiscal y anunciaron que prevén presentar una propuesta conjunta.

"Estamos planteando las propuestas del PRI y PRD para ir buscando las coincidencias y las modificaciones que se plantearían a la propuesta del Ejecutivo o bien las iniciativas que se presentarían dentro del marco de la Reforma Fiscal", dijo el perredista Pablo Trejo Pérez.

Comentó que se busca una versión de la reforma con mayor contenido social, no afectar a los asalariados, a las personas de menores ingresos, a la clase media y no inhibir con la llamada Contribución Empresarial de Tasa Unica (CETU) el empleo y la creación de nuevas empresas.

En entrevista en San Lázaro dijo que "lo que buscamos es una propuesta que se acerque más a lo que planteó el FAP -Frente Amplio Progresista-, sería una contrarreforma, una nueva iniciativa reformando algunos aspectos de la del Ejecutivo".

De entrada, dijo, se avanza en modificar la CETU, mediante la deducibilidad de los salarios y la de las prestaciones de ley del IMSS, Infonavit y SAR.

Trejo Pérez expuso que también se plantea un periodo de transición en la aplicación de la CETU para que sean aplicadas las deducciones e inversiones. La tasa se mantendría como la propuso el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, de 19%.

En cuanto al llamado Impuesto Contra la Informalidad dijo que el PRI y el PRD avanzan en modificar el nombre para denominarlo Impuesto de los Depósitos en Efectivo.

Asimismo subir el monto fijado en 20 mil pesos, la acreditación de los recursos en las declaraciones que se hacen y contemplar un mecanismo de devolución de dicho impuesto.

Adelantó que ambos partidos "estamos trabajando con el tiempo suficiente, sin presiones" y se contempla continuar con estas negociaciones con otros temas como las facultades discrecionales que actualmente tiene la Secretaría de Hacienda.

De igual forma el PRI y el PRD analizarán en los próximos días la modificación del organismo que evaluará las políticas públicas para que tenga una mayor vinculación con la Auditoría Superior de la Federación y no con el Ejecutivo federal, así como un programa de austeridad al gobierno federal.

"Lo que estamos buscando con el PRI son las coincidencias y como oposición hacer una contrapropuesta responsable, que no afecte a los mexicanos", apuntó el perredista.

Ahora ve
No te pierdas