Reforma fiscal, a votación en septiembre

Los diputados de las principales fracciones podrían llegar a un acuerdo dentro de dos semanas; el gobierno respalda los cambios propuestos por el PRI, voto clave para el avance de la iniciat
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Los diputados mexicanos podrían votar en la semana que comienza el 3 de septiembre un proyecto gubernamental de reforma fiscal clave que busca elevar la baja recaudación, dijeron este jueves legisladores.

Las nuevas coincidencias que se registraron esta semana entre los distintos partidos aumentaron las posibilidades de que el plan fiscal sea aprobado pronto en el Congreso, aunque el proyecto inicial enviado en junio por el presidente Felipe Calderón sufriría modificaciones.

Calderón ha urgido a los parlamentarios a aprobar la reforma fiscal antes del 8 de septiembre, cuando a más tardar debe enviar el presupuesto para el 2008 a fin de que incluya los recursos adicionales que generaría la reforma.

Los trabajos de la comisión de Hacienda en la Cámara Baja, que debe presentar un dictamen sobre el proyecto antes de que sea llevado al pleno de Diputados, podrían concluir próximamente, según el coordinador de la bancada del oficialista Partido Acción Nacional (PAN), Héctor Larios.

"El 3 de septiembre es lunes, de hecho estamos pensando en sesionar antes del martes que sería lo normal, por el ánimo que hay de poder conseguir un acuerdo general para ver este tema de la reforma fiscal", explicó.

"Durante todo el verano estuvimos reuniéndonos, discutiendo cada uno de los temas, llegando a acuerdos y finalmente tenemos un acuerdo pues ya prácticamente completo", dijo Larios.

Cuando el proyecto sea aprobado por la Cámara Baja, será enviado al Senado para su aval. El Congreso, hoy en receso, comenzará el 1 de septiembre con su periodo ordinario de sesiones.

El Gobierno y parlamentarios oficialistas dijeron que respaldan los cambios propuestos por el opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyo apoyo es clave para que avancen iniciativas en el Congreso.

El PRI propone modificar el nuevo impuesto Contribución Empresarial Tasa Unica (CETU), eje central de la reforma y que ha recibido el rechazo de empresarios y otros sectores.

"Estoy convencido que (...) las concesiones que se han hecho a cada una de las posiciones de otros partidos como el PRI nos acercan mucho a una reforma fiscal en los primeros días de septiembre", dijo el líder de los senadores priístas Manlio Fabio Beltrones.

Con los cambios propuestos por el PRI se lograría elevar la recaudación tributaria no petrolera en un 2.6% del Producto Interno Bruto (PIB), apenas por debajo del 2.8% que busca el proyecto del Gobierno.

Actualmente la recaudación tributaria representa un 10 por ciento del PIB, una de las tasas más baja de América.

La última gran reforma fiscal que tuvo México fue durante el Gobierno de Ernesto Zedillo (1994-2000) del PRI, que elevó el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 10 al 15%.

Ahora ve
No te pierdas