Economía japonesa se contrae 0.3%

El Banco central de Japón no subirá sus tasas por la incertidumbre de los mercados de EU; la economía nipona se contrajo 0.3% en el segundo trimestre, un nivel mayor al previsto.
Actualmente las tasas de interés del banco japonés son de 0.  (Foto: )
TOKIO (CNN) -

La economía japonesa se contrajo más de lo previsto en el segundo trimestre, lo que reforzó la opinión de que el Banco de Japón difícilmente suba sus tasas de interés este año ante el ajuste global del crédito y las turbulencias de los mercados.

Los economistas habían previsto un número débil en los datos económicos revisados difundidos este lunes, tras una fuerte caída del gasto de capital de las empresas, que ha sido un factor clave del crecimiento.

Pero la reducción del Producto Interno Bruto (PIB) japonés, de 0.3%, fue mayor que la contracción de 0.2% por ciento que habían previsto los mercados.

El retroceso, después de unos datos flojos del empleo estadounidense que agitaron el viernes los temores de una recesión en Estados Unidos, hizo que los analistas consideraran un aplazamiento prolongado de cualquier incremento de tasas del Banco de Japón.

"La economía todavía se mueve en línea con el principal escenario del Banco de Japón, pero no está fuerte. No creo que sea posible un alza de tasas, al menos en septiembre y octubre," dijo Yoshimasa Maruyama, economista de BNP Paribas.

El índice de acciones de la Bolsa de Tokio, el Nikkei, cayó 2.2%, aunque la reducción se debió más a las preocupaciones de los mercados que a la reversión de la estimación inicial del Gobierno, de un crecimiento modesto en el segundo trimestre.

Muchos economistas prevén que la economía japonesa se recupere en el trimestre julio-septiembre, apuntando a una reactivación prevista del gasto de capital corporativo y de las exportaciones.

No obstante, la turbulencia del mercado derivada de los problemas del mercado inmobiliario de Estados Unidos implica que es poco probable que el Banco de Japón reanude pronto su campaña para normalizar la política monetaria y eleve su tasa de interés extremadamente baja, actualmente en 0.5%.

Algunos advirtieron que la incertidumbre política también aplazaría la iniciativa del banco central.

El primer ministro Shinzo Abe se esfuerza por reagruparse después de una devastadora derrota electoral que en parte fue atribuida a las quejas de los votantes que decían que no veían los frutos del crecimiento económico.

Ahora ve
No te pierdas