FMI descarta recesión económica de EU

El organismo prevé una desaceleración y confió en que la economía mundial podrá superar el prob dijo que una baja en las tasas de interés podría ayudar a la economía de EU a recuperarse.
PARÍS (CNN) -

Una desaceleración en Estados Unidos, no una recesión, es lo que prevé el Fondo Monetario Internacional, y el resto del mundo debería superar ese problema, dijo el economista jefe del FMI, Simon Johnson.

Sin embargo, por ahora nadie puede saber en qué medida la economía de cualquier parte del mundo sufrirá las consecuencias de la restricción del crédito en los mercados financieros, que ahora deberán abordar políticos y reguladores enfocándose en los bancos, dijo el economista.

"No vemos ninguna razón para creer que esto sea algo más que una desaceleración tenue en Estados Unidos", dijo Johnson, en una breve visita a Europa, cuando le preguntaron si descartaba una recesión.

"Nuestra posición sobre la economía estadounidense es que otros fundamentos siguen fuertes", dijo, observando la resistencia del consumo y de la inversión a pesar del declive inmobiliario que resultó ser peor de lo que se había pensado anteriormente y que requerirá tiempo para ser resuelto.

La situación podría mejorar en el segundo semestre del 2008, dijo a los reporteros.

Si bien la proyección del FMI para el crecimiento económico de 5.2% -que había sido incrementada recientemente- ahora parece difícil de lograr, las economías emergentes, particularmente de Asia, están fuertes y deberían seguir así, mientras que Europa goza de relativa buena salud, sostuvo.

"El factor impredecible es la turbulencia del mercado financiero", dijo, reconociendo que el FMI y los expertos en proyecciones económicas en general no habían visto con anticipación los problemas que ahora se presentan en la economía y las finanzas mundiales.

"Este es un importante llamado de atención para todos nosotros. La cañería tiene un problema serio, pero la casa no está en llamas", dijo.

Según Johnson, Europa es ahora "un gran interrogante", dado que sus cifras de crecimiento en el segundo trimestre habían sido sorpresivamente débiles, con indicadores que no alcanzaban ni a ser la mitad de lo que fueron durante los primeros tres meses del año.

El FMI publicará su próxima serie de proyecciones días antes del encuentro del Fondo en octubre en Washington, y Johnson reconoció que entonces podría ser igualmente difícil cuantificar el costo que las turbulencias financieras podrían tener sobre el crecimiento económico.

En julio, el FMI había incrementado sus proyecciones para el crecimiento económico global, principalmente para China, India y Rusia, pero también para Europa, señalando que si había riesgo de algo era de que el continente europeo creciera a un ritmo mayor al proyectado.

"Ahora ya no pensamos eso", dijo, agregando que el FMI estaba "muy cómodo" con la reciente decisión del Banco Central Europeo de mantener las tasas de interés de la zona euro sin cambios mientras el futuro sea incierto por las continuas crisis financieras.

Sin embargo, se mantuvo optimista, al predecir que una baja en las tasas de interés de Estados Unidos ayudaría a una recuperación en ese país, y dijo que el resto del mundo se encontraba en mejor forma.

"Creemos que la fuerza de la economía real a nivel global les ayudará a salir adelante", agregó.

 

 

Ahora ve
No te pierdas