Gobierno entrega presupuesto 2008

El Ejecutivo prevé la economía crezca 3.5% y el precio del crudo se ubique en 46 dólares para 2 con reforma fiscal el crecimiento sería de 3.7%, dijo el titular de Hacienda, Agustín Carstens.
Agustín Carstens entregó el proyecto de presupuesto en la Cá
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El Gobierno de México entregó el sábado al Congreso el presupuesto del país del 2008, en el que contempla una expansión económica del 3.5% sin considerar una reforma fiscal que actualmente está en análisis y aumentos moderados en gasto e ingreso.

En caso de que se apruebe en breve el plan fiscal -cuyas negociaciones se estancaron recientemente en el Congreso-, la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de México podría ser de hasta un 3.7% el próximo año, dijo el secretario de Hacienda, Agustín Carstens.

"Estamos suponiendo que dicha reforma llevaría el crecimiento económico el año que entra a 3.7% (...) en años subsecuentes tendría un impacto sobre el crecimiento mucho más importante", dijo Carstens a periodistas tras entregar la propuesta a los legisladores.

En el paquete económico del 2008, el Gobierno de México también recortó su cálculo para la expansión del PIB de este año a un 3%, desde el 3.3% previo, por el menor ritmo que ha visto Estados Unidos, su principal socio.

La propuesta, que debe ser analizada por el Congreso y aprobada a más tardar el 15 de noviembre, calcula un precio promedio de 46.6 dólares por barril para la mezcla mexicana de crudo y una menor plataforma de exportación, de 1.678 millones de barriles diarios.

México, uno de los 10 mayores productores de crudo del mundo, tenía para este año en 1.731 millones de barriles diarios la plataforma de exportación.

Ello derivaría en una reducción del 0.7% en los ingresos petroleros del 2008, dijo Hacienda en un documento.

Presupuesto insuficiente

No obstante, los ingresos totales crecerían en 76,200 millones de pesos en 2008, gracias a un aumento en las entradas tributarias que el Gobierno busca catapultar más con una reforma fiscal que analiza el Congreso.

El Gobierno quiere la reforma fiscal para depender menos de los volátiles ingresos petroleros y elevar la tasa de recaudación del país, una de las más bajas de América.

La reforma daría al país 115,000 millones de pesos adicionales (unos 10,000 millones de dólares), equivalentes al 1.1% del PIB, según establece la propuesta.

El presidente mexicano, Felipe Calderón, lamentó durante una gira por Australia que el presupuesto del país no haya podido incluir los recursos provenientes de la reforma por el estancamiento de las negociaciones.

"Es evidente que el presupuesto que se presentó, lo admito, es insuficiente, pero para que sea un presupuesto acorde con las necesidades del país, es indispensable que se apruebe la reforma hacendaria, de otra manera, no alcanza, no habrá dinero suficiente para asignarle a todos los problemas prioritarios", dijo según un comunicado.

Las negociaciones se estancaron por las diferencias sobre la reforma electoral, que la oposición -que domina el Congreso- busca aprobar junto con el plan fiscal y mediante la cual quiere remover a consejeros electorales a los que acusa de fraude en las elecciones presidenciales de julio del 2006.

El presupuesto del 2008 plantea una meta de equilibrio en las cuentas fiscales, que según el Gobierno también se lograra en el presente año.

En materia de gasto, el Gobierno calcula un aumento de 76,200 millones de pesos para el 2008.

Ahora ve
No te pierdas