2007, annus horribilis para autos en EU

Fue el año más débil de la industria en más de una década y las perspectivas son peores para 20 el temor de que la economía caiga en recesión provocaría que los consumidores posterguen compra
La industria tuvo uno de sus peores resultados desde 1998. (
DETROIT (CNN) -

Las principales automotrices informaron de una baja de sus ventas de autos en Estados Unidos en diciembre, que encabezó el descenso del 9% de Ford Motor Co, en el cierre del año más débil de la industria en más de una década y con perspectivas de una caída mayor en el 2008.

El descenso de Ford y el alza de Toyota Motor Corp durante todo el 2007 convirtieron a la automotriz japonesa, por primera vez, en la segunda más grande del mercado estadounidense, sobre una base de resultados anuales.

Los resultados mensuales de las ventas de autos, una de las primeras instantáneas del gasto de los consumidores estadounidenses, se conocieron en los momentos en que el precio del petróleo superó los 100 dólares por barril.

El alza de los precios de las gasolinas y un derrumbe del mercado de viviendas ha generado el temor a que la economía de Estados Unidos caiga en una recesión en el 2008, y provoque que los consumidores posterguen sus compras de artículos caros como los autos nuevos.

Las acciones de GM y Ford cayeron a sus niveles más bajos desde mediados del 2006 anticipándose a los resultados de las ventas de diciembre, que estuvieron en general en línea con las expectativas de los analistas.

General Motors Corp , que podría ser superada por Toyota en el liderazgo mundial de ventas del 2007, reportó una caída del 5% de las ventas en diciembre. Si se excluyen los camiones pesados, las ventas de GM cayeron un 4%.

Las ventas de Toyota en diciembre cayeron un 1.7%, mientras que las de su rival más pequeño Nissan Motor Co bajaron un 2.4%.

Honda Motor Co fue la única entre las grandes automotrices que evitó una caída de las ventas mensuales. Los resultados de Honda fueron estables gracias las ventas de sus sedan Accord y Civic.

Sobre una base anual, las ventas de GM cayeron un 6%, mientras que las de Ford perdieron un 12%, lo que refleja un abrupta baja de las ventas a agencias de alquiler de autos, y la decisión retirar modelos como la versión más antigua de su sedán Taurus.

La participación de mercado minorista de Ford también cayó, por segundo mes consecutivo, y se colocó por debajo de la marca del 13%, una cota que se impuso como meta en sus esfuerzos de reestructuración.

En contraposición, las ventas de las automotrices japonesas subieron en general en el año.

Las ventas de Toyota aumentaron un 2.7% en el 2007, mientras que las de Honda subieron un 2.5%. Las ventas de Nissan rebotaron desde un año débil en el 2006 y aumentaron un 4.5%.

Riesgos

Las expectativas de cierre del año para la industria en su conjunto es de ventas cercanas a los 16.1 millones de vehículos, las más bajas desde 1998.

El presidente ejecutivo de GM, Rick Wagoner, dijo el jueves que espera que las ventas totales de autos en Estados Unidos se mantengan estables en el 2008, frente a los deprimidos niveles del 2007.

“Existen razones obvias de preocupación, pero en general sospecho que el 2008 será similar al 2007, aunque posiblemente más débil en el primer semestre y más sólido en el segundo”, dijo Wagoner en respuesta a una pregunta sobre su pronóstico de ventas de vehículos en Estados Unidos.

“En Estados Unidos, esperamos (ventas de toda la industria) algo superiores a 16 millones, pero con algún riesgo dado el contexto económico”, agregó.

El jefe de ventas de GM, Mark LaNeve, dijo que la automotriz esperaba que el actual trimestre fuera el más débil del año.

Ejecutivos de Ford también dijeron que había razones para ser cautos sobre las ventas de los próximos meses, y añadieron que el peso completo de los factores negativos, como la crisis de las viviendas, no se había hecho sentir en el mercado.

“Prevemos vientos en contra de la economía viniendo en nuestra dirección”, dijo Jim Farley, vicepresidente mundial de mercado de Ford.

El jefe estadounidense de ventas de Nissan, Mark McNabb, dijo que esperaba que las ventas durante los primeros meses del 2008 mostraran cuán duro golpeará la crisis de las viviendas.

“Eso es un poco difícil de predecir en este momento”, dijo.

Ahora ve
No te pierdas