Tortilleros quieren 12 pesos por kilo

Agrupaciones de propietarios de molinos y tortillerías ven especulación con el maíz; las compañías harineras no ven razón para un aumento en el precio del básico.
El precio de la tortilla se mantiene entre 5.80 y 10 pesos p  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNENExpansión.com) -

Las prácticas desleales, el acaparamiento y la especulación con el maíz han llevado a los industriales de la masa y la tortilla a demandar o en su caso aplicar un sustancial aumento del 20% al precio de la tortilla.

“Hace unos días comprábamos (maíz) en 2,800 pesos la tonelada, ahora esta arriba de 3,000 y hasta 3,200, eso es especulación y eso redunda en mayores costos de producción”, dijo Lorenzo Mejía, dirigente de Unión Nacional de Industriales de Molinos y Tortillerías.

Estos pequeños empresarios demandan a la Secretaría de Economía y al Congreso se legisle la cadena maíz-tortilla para sancionar la especulación y otorgar apoyos a quienes los requieran, de lo contrario siempre habrá fuertes presiones para aumentar el precio al alimento.

“En estos días pensamos que el precio ideal es de entre 10 a 12 pesos, pero si siguen las prácticas llegará a más”, advirtió al dirigente que dice tener agremiadas a miles de tortillerías y molinos.

Sin embargo, para los industriales de la harina de maíz estas declaraciones aisladas solo causan ruido ya que no se justifica un aumento en el precio de la tortilla pues los precios del maíz, principal insumo, han bajado.

“En el peor escenario el impacto que podría tener un aumento en el precio de la harina (de maíz) sería como de 25 a 30 centavos por kilo de tortilla, no hay un problema grave por efecto de precios de harina o de maíz en este año”, aseguró José Ernesto Cacho, presidente de la Cámara Nacional del Maíz Industrializado que agrupa a empresas como Gruma, Minsa y Bimbo.

El precio del kilo de tortilla en el país tiene un promedio de 8.50 pesos en tortillerías, desde un mínimo de 5.50 pesos en autoservicios, hasta 11 pesos en entidades como Morelos y Guerrero, mismos precios que el año pasado, según la verificación de precios que realizó la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco) el lunes pasado.

En opinión de Cacho, el principal problema que enfrentan los molinos y tortillerías es la falta de una economía de escala.

Explicó que en el Valle de México cada tortillería vende unos 150 kilos en promedio, que, si en el mejor de los casos logra una utilidad de dos pesos por kilo, obtendría un flujo de 300 pesos diarios, por lo que para aumentar sus ingresos deberían vender otros productos y modernizarse.

“Las ganancias son mínimas, menos de 12 centavos”, dijo Mejía, al acusar a la Secretaría de Economía de mantener el programa Mi Tortilla sin ningún éxito para el sector.

Gruma estima que el nixtamal (masa de maíz húmeda) es utilizado en aproximadamente la mitad de las tortillas, las cueles enfrentan mayores gastos de energía y tiempo.

Ahora ve
No te pierdas