Resfriado a las exportaciones mexicanas

Las ventas de México a EU subirían este año un 5% frente al 16% de 2007 debido a la desacelerac aunque la industria resultaría afectada, los expertos descartan estragos en el empleo y la inve
Los analistas esperaban un expansión de 0.6% en la producció  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La probable recesión de Estados Unidos afectará principalmente a la industria manufacturera del país y a las exportaciones, mientras que se descartan daños mayores al sector financiero, el empleo, consumo e inversión.

“Tomar como referencia crisis anteriores para tratar de imaginar lo que va ocurrir este año es incorrecto”, dijo Sergio Luna, subdirector de estudios económicos de Banamex.

México entonces sufriría un catarro y ya no una pulmonía.

El experto prevé que las exportaciones mexicanas dejarán atrás los crecimientos de dos dígitos y estima que las ventas de mercancías y servicios al exterior crecerán entre 4% y 5% en 2008, frente al 16% de 2007.

Más del 80% de las exportaciones mexicanas se dirigen a Estados Unidos.

Es por ello que el sector manufacturero será el más dañado, incluso en 2007 su crecimiento exportador creció 8.3%, casi la mitad de lo que creció en 2006 (15.8%) lo que ya demuestra un debilitamiento.

El empleo sin embargo no sufriría un fuerte golpe, ya que si bien desde la recesión de 2001 no se recuperó el nivel de 2.5 millones de trabajadores en el sector, su estructura ha cambiado.

“Antes dependía de sectores intensivos en empleo como textil o calzado, ahora depende de productos de mayor valor agregado como autopartes o electrónicos, que requieren de menos mano de obra”, dijo Luna.

La mayor parte de los nuevos empleos de 2007 fueron generador por el sector de servicios y comercio, y en menor grado por la industria manufacturera.

Sin embargo, lo que es un hecho es que este año México crecerá menos que en 2007, Banamex redujo su pronóstico del Producto Interno Bruto (PIB) de 3.6 a 2.9%, frente al estimado de 3.3% del año pasado.

“Esta disminución de cuatro décimas de punto porcentual es menor a la reducción de casi un punto porcentual en la economía de Estados Unidos”, indicó Luna.

El banco disminuyó la perspectiva del PIB de la Unión Americana de 2.3 a 1.6%.

Fortalezas

La política fiscal de México permitirá en este año incrementar en al menos un punto porcentual la recaudación, es decir de 10 a 11% del PIB, 50% de estos ingresos se utilizarán para el desarrollo de infraestructura, que compensarán la menor inversión del sector privado.

Banamex considera que hasta el momento no hay ningún impacto en el sistema financiero de México por lo que continuará la disponibilidad de financiamiento para empresas y familias favorecido por un menor riesgo país, lo que en Estados Unidos no ha sucedido, pese a la reducción en la tasa de fondeo de la Reserva Federal estadounidense (Fed, por sus siglas en inglés).

“Empezamos a ver las ventajas de la estabilidad macroeconómica de la que tanto hablamos los economistas”, dijo Luna.

Incluso el menor crecimiento de la economía ayudará al Banco de México porque los industriales y comerciantes verán más difícil trasladar costos a precios finales ante la menor demanda.

La expectativa de inflación de Banamex bajó de 4.2 a 3.8%, 30 puntos base de esto obedece al impacto de un menor crecimiento.

Ahora ve
No te pierdas