Consumo EU cae a menor nivel desde 2003

Para todo el año pasado, el gasto personal creció 5.5%, el avance más débil desde el 4.8% de 20 expertos dijeron que los consumidores están agoboados por el alza de precios de alimentos y ene
Cuarto trimestre estancado en Estados Unidos. (Archivo)
WASHINGTON (CNN) -

El gasto personal de los estadounidenses subió un 0.2% en diciembre, ligeramente más de lo esperado, pero para todo el 2007 el gasto creció en la menor cantidad desde el 2003, mostró el jueves un informe del Gobierno.

Al ajustarse por inflación, el gasto no registró cambios, señaló el reporte del Departamento de Comercio, ya que los consumidores se vieron limitados por el repunte en los precios de la energía y en el costo de los alimentos.

El dato ya estaba incorporado en un informe difundido el miércoles, que mostró que la economía estadounidense se mantuvo casi estancada en el cuarto trimestre, avanzando apenas un 0.6%, para terminar el 2007 con el crecimiento más débil en cinco años.

Economistas encuestados antes del informe del Departamento de Comercio esperaban que el gasto personal avanzara un 0.1% al enfrentar los consumidores una economía debilitada por la caída en el valor de las casas y la restricción en los préstamos.

"La inflación fue bastante alta en diciembre, y eso es parte del problema (...) los consumidores están agobiados por los precios de los alimentos y la energía, los temores de recesión, mientras que sube el costo de los préstamos y caen los precios de las casas", dijo Kurt Karl, jefe economista de Swiss Re en Nueva York.

Los precios de los bonos del Tesoro subieron pero fue en reacción a otro informe, del Departamento de Trabajo, que mostró un repunte mayor a lo esperado en las nuevas solicitudes del subsidio por desempleo, que alcanzaron el nivel más alto en más de dos años.

Para todo el 2007, el gasto del consumidor creció en 5.5%, el avance más débil desde un aumento de 4.8% en el 2003. El ingreso personal en diciembre subió un 0.5%, ligeramente mayor que el 0.4% que esperaban los economistas.

Al mismo tiempo, el índice de precios basado en el gasto en consumo personal, una medida clave sobre la inflación, subió un 0.2%.

Pero en términos anuales, este índice, que es la medición de la inflación favorita de la Reserva Federal, subió un 2.2% sin contar alimentos ni energía, una señal de que la inflación persiste pese a la que la economía se desacelera.

Ahora ve
No te pierdas