Senado EU debate rescate económico

Los legisladores discutirán la semana entrante el paquete de ayuda para reactivar la economía; legisladores demócratas no descartan modificar el plan para ampliar los apoyos a las familias.
WASHINGTON (CNN) -

El Senado estadounidense postergó para la próxima semana un debate sobre el paquete de estímulo económico, mientras que los demócratas buscan aumentar los reembolsos fiscales y otros beneficios aprobados por la Cámara de Representantes.

El líder de la mayoría del Senado, el demócrata Harry Reid, se refirió al proyecto de 146,000 millones de dólares aprobado abrumadoramente el martes por la Cámara como "un buen paquete". Sin embargo, sostuvo que apoya un proyecto más amplio aprobado el miércoles por la Comisión de Finanzas del Senado.

Reid dijo que cree que los senadores republicanos bloquearán el lunes la medida de la Comisión de Finanzas, lo que abriría las puertas a votar sobre varias otras ideas para estimular la economía que, para algunos, podría estar cayendo en recesión.

El proyecto de la Cámara de Representantes ofrecería reembolsos de 600 dólares para los contribuyentes individuales y de 1,200 dólares para los matrimonios, pero estos beneficios serían ajustados en base a los niveles de ingresos.

El proyecto de la Comisión de Finanzas del Senado ofrecería reembolsos de 500 dólares para los contribuyentes individuales y de 1,000 dólares para los matrimonios, con cerca de 20 millones de dólares para personas de edad avanzada que no se incluyen en el proyecto de 146,000 millones aprobado por la Cámara.

La medida propuesta por la Comisión de Finanzas tendría un costo de 157,000 millones de dólares el próximo año.

El Senado debía iniciar el jueves su revisión de los proyectos aprobados tanto por la Cámara como por la Comisión de Finanzas, pero Reid decidió posponerlo hasta la próxima semana.

Con una votación que se espera sea reñida, Reid señaló que planea pedir a los senadores demócratas que compiten por el cupo del partido en las elecciones presidenciales de noviembre, Hillary Clinton y Barack Obama, que interrumpan sus campañas y vuelvan al Senado para que sus votos sean contabilizados.

Reid agregó que espera que el senador John McCain, precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, también esté presente.

El Gobierno de Bush quiere que el Senado acepte su proyecto, el cual fue negociado este mes con los líderes demócratas y republicanos. El jueves, el secretario del Tesoro Henry Paulson se refirió a la medida de la Comisión de Finanzas del Senado como "demasiada compleja".

Si el Senado aprueba su propio paquete, las diferencias entre la Cámara y la Casa Blanca deberán ser resueltas antes de que el proyecto final sea enviado a Bush para que lo firme como ley.

 

Ahora ve
No te pierdas