Greenspan defiende su papel ante crisis

El ex presidente de la Fed dijo que en 2004 había advertido sobre el riesgo del mercado hipotec una fuente que asistió a un evento con Greenspan señaló que el funcionario defendió a la Fed.
ESTOCOLMO (CNN) -

El ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos Alan Greenspan, dijo ante un auditorio en Estocolmo que no cree que él haya causado la crisis "subprime", y que incluso había advertido sobre ese riesgo en el 2004, señaló una persona que asistió al evento.

El participante del evento, cerrado a los medios de prensa, y organizado por el banco sueco Handelsbanken, dijo que Greenspan también se mostró reticente a abordar las dos rebajas de tasas de interés agresivas que dispuso la Fed el mes pasado.

"Él dijo que no quería hablar sobre la política de la Fed hoy", sostuvo el participante del evento.

"Dijo que está en la naturaleza de la Fed ser más agresiva con sus recortes de tasas durante una desaceleración cíclica, que con las alzas cuando la economía está bien", agregó.

El participante dijo que Greenspan rechazó las sugerencias de que la Fed, que rebajó las tasas a un mínimo en cuatro décadas de un 1% después del derrumbe de las firmas puntocom y de los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos, hubiera contribuido a desatar la crisis del mercado hipotecario subprime de Estados Unidos.

Los bancos de todo el mundo han contabilizado enormes pérdidas en los últimos meses, golpeados por una ola de incumplimientos de pagos hipotecarios de deudores que ya no podían pagar sus créditos cuando empezaron a subir las tasas de interés estadounidenses.

"Dijo que él (Greenspan) no agudizó la crisis subprime, y que en cambio, había llamado a la cautela en un discurso del 2004", señaló el participante.

En un discurso transmitido vía satélite a una conferencia bancaria de Chicago en mayo del 2004, poco más de un mes antes de que el banco central estadounidense empezara a subir las tasas desde el 1%, Greenspan dijo que los crecientes niveles de endeudamiento representaban riesgos para algunos deudores subprime, pero no para las familias estadounidenses en general.

Señaló que un aumento de las compras de casas en Estados Unidos había elevado la deuda hipotecaria vigente en 10% en la década previa al 2004, pero que las finanzas de aquellos que compraban viviendas no estaban "materialmente afectadas" por la tendencia.

Ahora ve
No te pierdas