Industria automotriz mexicana, con bilis

Distribuidores y armadores de automóviles mexicanos exigen regular más la importación de usados consideran insuficiente el reciente decreto que establece nuevas reglas para los autos "chocola
La industria automotriz mexicana está preocupada por la impo  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La industria automotriz mexicana exigió al Gobierno del presidente Felipe Calderón realizar más reformas al decreto que permite la importación de autos usados procedentes de Estados Unidos y Canadá.

Los representantes de armadoras y distribuidoras de vehículos consideraron insuficientes las modificaciones que la Secretaría de Hacienda realizó a los requisitos para la importación de autos usados procedentes de Estados Unidos y Candá a permanecer en la franja fronteriza.

Dichas modificaciones incluyen una disminución de cinco años en la antigüedad de las unidades, es decir sólo se podrán importar vehículos con antigüedad de 10 años, y sólo se permitirá la entrada a unidades que en su país de procedencia estén autorizados para circular por sus características y cuestiones técnicas.

Sin embargo, para la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) estas nuevas disposiciones no son suficientes ya que se requiere la obligatoriedad de un seguro contra daños a terceros y un cálculo equitativo de impuestos.

“Sentimos una tremenda  y profunda decepción  del decreto porque hemos trabajado con ellos durante muchos meses  y el que se haya  publicado en estas condiciones nos resta  tiempo que teníamos a favor”, dijo José Gómez, presidente de la AMDA.

La industria automotriz ha formado un frente común al considerar que la importación de autos usados en la frontera norte se extiende a todo el país

México permitirá la importación total de autos usados a partir del uno de enero de 2009, en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

 “De continuar esta situación, para 2015 la industria nacional perdería 40% de las ventas del mercado interno”, dijo César Flores, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

Este organismo considera que el año pasado se importaron e ingresaron al país más de 2.3 millones de autos usados procedentes principalmente de Estados Unidos.

“Las reformas publicadas tienen por objeto establecer requisitos más estrictos para regular la importación definitiva”, dijo un reporte de IQOM, firma de consultoría en comercio exterior.

De enero a octubre del año pasado México importó vehículos nuevos y usados por un valor superior a los 8,100 millones de dólares, siendo Estados Unidos el principal proveedor con una participación del 42%.

IETU

Las empresas del sector automotriz destacó que el Impuesto Empresarial a Tasa ünica (IETU) provocó ya una caída en las ventas de vehículos debido a que las empresas reducen sus inventarios ante la posibilidad de decirlos.

El subsector más dañado por esta situación es de vehículos pesados que tan sólo en diciembre reportó una caída en ventas del 22%.

“Si quitamos lo que dejamos de vender  más lo que esperábamos traer por el crecimiento que traía el mercado,  fueron 6 mil 500 vehículos pesados que deben tener un valor de 5 mil millones de pesos, que se dejaron de vender”, dijo Juan José Guerra, presidente de la Asociación Mexicana de Fabricantes de Autos Pesados.

Ahora ve
No te pierdas