Las Bolsas de Asia cierran a la baja

Los mercados accionarios de la región se ven afectados por el negro panorama de EU; la Bolsa de Japón cerró operaciones con una caída de 3.7%.

Las Bolsas de Asia se hundieron la jornada de este lunes, a su peor nivel desde agosto del 2007, luego de la precipitada venta del banco Bear Stearns y de que la Reserva Federal recortara de emergencia la tasa de descuento, avivando el temor sobre la crisis de crédito.

El dólar cayó a su mínimo récord contra el euro y a su peor nivel en 13 años contra el yen, provocando que el oro al contado y el crudo se dispararan a nuevos máximos históricos.

La especulación sobre una intervención conjunta de los principales bancos centrales golpeó a los mercados, causando una caída del 3% de la divisa estadounidense contra el yen, aunque más tarde se recuperaba y se negociaba a 97.29 yenes.

El euro trepó a un récord de 1.5905 dólares, pero más tarde retrocedía hasta los 1.5775.

"Estoy seguro que veremos a una o dos víctimas más", dijo Angus Gluskie, gerente de cartera de White Funds Management en Sidney.

"Esto muestra que los bancos estaban conservando un montón de exposición en áreas difíciles y al final eso ha vuelto para lastimar a los inversores en acciones", agregó.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas caía 3.52%, tras haber tocado más temprano su peor novel desde el 20 de agosto del 2007, y acumula una pérdida de alrededor del 20% en lo que va del año.

En una inesperada maniobra antes de la apertura de los mercados, la Reserva Federal rebajó su tasa de descuento con la que carga los préstamos directos a bancos.

Asimismo, la Fed implementó medidas para brindar fondos en efectivo a una mayor cantidad de firmas financieras utilizando herramientas usadas por última vez durante la Gran Depresión.

Pocos minutos antes, JPMorgan Chase había anunciado que comprará a su rival Bear Stearns por apenas 2 dólares por acción, lo que valora al banco de inversión estadounidense en el centro de una amplia crisis global de crédito en alrededor de 236 millones de dólares.

Las sacudidas en los mercados de Asia llevaron a los líderes de los gobiernos de la región a decir que estaban siguiendo de cerca el desarrollo de los hechos en el sector financiero.

"Estamos sólo en las primeras etapas de una crisis. Es totalmente imposible pronosticar la economía mundial. Creo que, quizás, una crisis económica mundial está apenas comenzando", dijo el lunes el presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak.

El promedio Nikkei de Tokio cerró con una caída del 3.7%, luego de haber tocado más temprano su peor nivel desde agosto del 2005, con las acciones de exportadores como Toyota Motor Corp hundiéndose al compás del retroceso del dólar.

En otros mercados de la región, las Bolsas de Hong Kong e India perdían más del 5%, mientras que el referencial del mercado australiano cerró con una caída del 2.3%.

Las acciones en Seúl, Taiwán y Singapur caían entre 1.6 y 1.9%.

El oro al contado trepó más de 3%, a un récord de 1,030.80 dólares la onza, impulsado por la debilidad del dólar y por su atractivo como activo seguro. Posteriormente retrocedía para negociarse a 1,022 dólares.

Ahora ve
No te pierdas