Japón registra inflación récord

En febrero, el alza de precios fue de 1%, su nivel más alto en los últimos 10 años; el gobierno japonés ha señalado que la economía nacional se está estancando.
TOKIO (CNN) -

La inflación anual de Japón llegó a su nivel más alto en un década en febrero, al alcanzar 1.0%, pero la crisis crediticia global y una economía japonesa en desaceleración significan que el banco central aún está más cerca de recortar las tasas de interés que de subirlas.

Además, el desempleo subió levemente en febrero, mientras que el gasto familiar se mantuvo plano respecto del mismo mes del año anterior, según mostraron datos publicados.

Las cifras instaron al ministro de economía, Hiroka Ota, a renovar sus advertencias de que la economía se estaba estancando.

El Banco de Japón había estado esperando un retorno de la inflación después de casi una década de deflación, pero confiaba en que ese retorno estuviera impulsado por una mejora de la economía.

En cambio, la inflación está siendo motorizada ahora por los aumentos en los precios del crudo y los alimentos.

"El Banco de Japón no puede subir las tasas y no creo que su postura cambie próximamente", dijo Tsuyoshi Segawa, estratega de Shinko Securities.

El aumento del 1.0% en el índice subyacente de precios al consumidor, que incluye los productos petroleros pero excluye los precios volátiles de algunos alimentos frescos, superó el incremento del 0.9 que esperaban los economistas consultados.

A pesar del avance de la inflación, muchos participantes del mercado esperan que el banco central mantenga sin alterar su política sobre las tasas o incluso que las recortes este año desde su actual 0.5%.

Estas expectativas se basan en los crecientes temores a una mayor agitación de los mercados financieros y a una desaceleración en el crecimiento de Estados Unidos, que podrían arrastrar a la economía del Japón a una recesión.

Masaaki Shirakawa, gobernador en funciones del Banco de Japón, indicó que el banco estaba haciendo lo suficiente, por lo menos por ahora.

"Los mercados financieros en Estados Unidos están volátiles", dijo Shirakawa en el parlamento. "Afortunadamente en Japón, las condiciones monetarias expansivas están teniendo efectos significativos" en la economía", agregó.

Los inversores calculan un 20% de probabilidades de un recorte en las tasas para junio y un 50 para fin de año, aunque muchos economistas no ven muchas posibilidades de algún movimiento en las tasas en un futuro cercano.

La preocupación se está acumulando dentro del Gobierno. Ota señaló que una alta inflación y un creciente aumento de los precios de los combustibles y los alimentos eran un problema para la economía.

"Estoy preocupado sobre el impacto en la confianza del consumidor", dijo Ota a una conferencia de prensa después de una reunión de gabinete.

Los datos tuvieron poco impacto en los mercados.

Newsletter
Ahora ve
Los posibles vínculos con Ucrania de un asesor de campaña de Trump
No te pierdas