Venezuela cobrará otro impuesto al crudo

La medida fue adoptada para generar más ingresos aprovechando los altos petroprecios; el gravamen recaerá principalmente en las empresas extranjeras Chevron, Total y British Petrole
CARACAS (CNN) -

El Parlamento venezolano aprobó el jueves en primera discusión un nuevo impuesto de "ganancia súbita" a las exportaciones petroleras del país, con el que el Gobierno del presidente Hugo Chávez busca aumentar los ingresos fiscales aprovechando los altos precios del crudo.

Chávez, quien ha utilizado la vasta renta petrolera del país para financiar numerosos programas sociales, aplicará la nueva tasa para gravar los beneficios de las compañías privadas y dotar de fondos adicionales al fisco.

Un documento publicado en el sitio de internet de la Asamblea Nacional dijo que la medida tiene como objetivo un "reajuste de los beneficios excesivos de inversionistas extranjeros que superen los niveles razonables de rentabilidad".

La "Ley de Impuesto sobre Precios Extraordinarios del Mercado Internacional de Hidrocarburos" sólo se activa si el barril de petróleo utilizado como referencia, el del Brent, supera los 70 dólares.

Según la ley, si el precio es igual o menor a 100 dólares, la alícuota será el 50 por ciento de la diferencia de precio del momento y los 70 dólares. Si supera los 100 dólares, se sumaría a esa cifra anterior el 60 por ciento de la diferencia entre el precio del momento y los 100 dólares.

La Asamblea Nacional, dominada por el oficialismo, probablemente apruebe en segunda discusión el texto legal la próxima semana.

Caracas ha impulsado una política de nacionalismo energético elevando las exigencias fiscales a las operaciones y aumentando el control estatal sobre los vastos recursos energéticos del país, uno de los principales abastecedores del mercado estadounidense.

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), que controla la gran mayoría de la producción en el país, podrá deducir de su pago del nuevo impuesto su multimillonario aporte a un fondo de ahorro gubernamental.

Sin embargo, el Ejecutivo se reserva el derecho de exonerar total o parcialmente a determinadas exportaciones que formen parte de acuerdos de cooperación internacional.

Las privadas, por su parte, podrán deducir el impuesto de "ganancia súbita" de sus obligaciones fiscales tradicionales.

PDVSA opera varias empresas mixtas con socias privadas, como la angloholandesa Royal Dutch Shell, pero éstas se verían exentas del pago debido a que venden su producción al Estado en vez de exportarla directamente.

Bajo la actual versión de la ley, el impuesto recaería principalmente sobre los socios privados de PDVSA en la Faja Petrolífera del Orinoco, como la estadounidense Chevron, la francesa Total, la británica BP y la noruega Statoil.

Chávez adelantó en febrero la idea de aplicar esta nueva tasa, inspirado en un planteamiento del premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, en momentos en que los precios del crudo operan cerca de máximos históricos, una medida similar a la implementada por su aliado Ecuador.

Ahora ve
No te pierdas