Las nacionalizaciones de Hugo Chávez

El mandatario venezolano estatizó proyectos petroleros, firmas eléctricas y ahora cementeras; la mexicana Cemex aún no ha sido notificada oficialmente sobre la decisión en Venezuela.
CARACAS (CNN) -

Luego de nacionalizar multimillonarios proyectos petroleros, firmas eléctricas y la mayor compañía de telefonía del país, el Gobierno de Venezuela hará lo mismo con las cementeras, alegando que debe combatir "la cartelización de precios" y garantizar el suministro.

El presidente Hugo Chávez, que ya había amenazado el año pasado con estatizar el sector dominado por firmas foráneas, pasó de las palabras a los hechos y ordenó el jueves estatizar la industria cementera.

La medida afecta a las unidades en el país de la mexicana Cemex, la francesa Lafarge y la suiza Holcim.

"Nacionalícese y, a partir de este instante, tómense todas las medidas jurídicas (...) para nacionalizar en el corto plazo toda la industria cementera nacional", anunció el presidente en consejo de ministros, denunciando que las firmas "se llevan el cemento".

El mandatario, que es acusado por sus opositores de querer implantar un modelo comunista y asfixiar al sector privado, dijo que los dueños serán indemnizados por los activos y pidió al vicepresidente que el viernes notifique a los representantes de las empresas del sector la decisión gubernamental.

No fue posible obtener de inmediato alguna reacción de las unidades de las compañías en Venezuela.

No obstante, Cemex -la tercer mayor cementera del mundo y una de las líderes en el país sudamericano- dijo desde México que aún no había sido notificada de la decisión y pidió explicaciones.

Las acciones de Cemex caían un 2.63% en México y un 3.31% en Nueva York.

En tanto, el ministro de Industrias Básicas y Minería, Rodolfo Sanz, dijo el viernes que el proceso de nacionalización será negociado y justificó la decisión del mandatario.

"Se van a nacionalizar (...) porque hemos venido observando un proceso de cartelización de los precios. Estas empresas se ponen de acuerdo para fijar el precio del cemento, trabajan muchas veces por debajo de su capacidad instalada para no impactar hacia abajo los precios del cemento", argumentó.

Sanz aseguró que las cementeras "exportan una gran cantidad de toneladas métricas que producen anualmente a todo el mundo y, en unos casos, desabastecen el mercado interno".

Según fuentes de la industria, la capacidad instalada en el país para producir cemento es de 9.1 millones de toneladas métricas anuales concentrada en unas cinco empresas.

Entender de qué se trata

Chávez explicó que se realizará un avalúo de los activos en el sector para indemnizar a los actuales propietarios y que el Ejecutivo implementará un plan para modernizar las plantas.

El presidente, un fiero crítico del capitalismo y defensor del socialismo, había amenazado anteriormente a la filial de Cemex en Venezuela, acusándola de delitos ambientales y por considerar que la industria del cemento debía estar apoyando el desarrollo de la construcción local y no dedicarse a exportar.

La firma "todavía no recibe notificación oficial del Gobierno venezolano acerca de esta medida que anunció el presidente Chávez", dijo el viernes Jorge Pérez, portavoz de Cemex, compañía con base en Monterrey y presencia en 50 países.

"Hemos solicitado ya una explicación de las autoridades venozolanas competentes para entender de qué se trata", dijo.

La unidad de Cemex en Venezuela aporta alrededor de un 3.0% de las ventas globales de la gigante cementera mexicana, que en el pasado había anunciado mayores ventas al mercado local de Venezuela así como programas sociales de construcción de viviendas para familias de bajos ingresos.

Por su parte, la cancillería mexicana dijo el jueves por la noche en un comunicado que inició contactos con el Gobierno de Venezuela para conocer el alcance del anuncio de Chávez.

Venezuela nacionalizó el año pasado proyectos de crudo pesado en la Faja del Orinoco, la telefónica CANTV, La Electricidad de Caracas y otra firma eléctrica en medio de la estrategia de Chávez de profundizar su "revolución socialista" que pone los recursos claves en manos del Estado.

Ahora ve
No te pierdas