Temores de contagio en Latinoamérica

La inquietud de que se extienda la crisis crediticia en EU enmarcó el final de la reunión del B el tema de la crisis internacional dominó en la agenda oficial del encuentro.
MIAMI (AP) -

El Banco Interamericano de Desarrollo terminaba el martes su 49 Reunión Anual de la Asamblea de Gobernadores con un generalizado temor de los gobiernos latinoamericanos a que la crisis financiera internacional y del mercado de bienes raíces de Estados Unidos pueda provocar un poderoso temblor en la región.

El tema de la crisis internacional no estaba incluido en la agenda oficial del encuentro, pero se convirtió en uno de los principales.

La reunión concluirá con las últimas dos sesiones plenarias de la Asamblea de Gobernadores y una ceremonia de clausura en el Centro de Convenciones de Miami Beach, que durante cinco días se convirtió en el principal foro de discusión de la situación del BID y los retos y desafíos que enfrentan Latinoamérica y el Caribe.

El presidente del BID, el colombiano Luis Alberto Moreno, cerraba la reunión que inauguró formalmente el lunes el presidente de la asamblea, el secretario del Tesoro estadounidense Henry Paulson.

Durante los últimos 14 años, el BID se ha convertido en la principal fuente de financiamiento multilateral de la región para el desarrollo económico, social e institucional. En el 2007, el Grupo BID aprobó operaciones por casi 9,600 millones de dólares en la región.

Establecido en 1959, el BID tiene 47 miembros, de los cuales 28 son de las Américas y 19 de otras partes del mundo: Europa, Medio Oriente y Asia. La Asamblea de Gobernadores es su máxima autoridad política y administrativa.

El banco ha expresado su optimismo sobre la fortaleza de América Latina y el Caribe para atravesar las turbulencias de los mercados financieros y una visión positiva sobre los avances macroeconómicos, pero los gobernadores de la asamblea -que son principalmente los ministros de Economía y Finanzas y los presidentes de los Bancos Centrales de los países- han manifestado sus preocupaciones ante un posible efecto cascada de la crisis.

Moreno dijo en la inauguración del encuentro que “sin duda alguna, América Latina y el Caribe enfrenta la actual coyuntura fortalecida y con la experiencia de haber atravesado y salido antes de tormentas mucho más severas que la actual”.

Pero su visión positiva contrastó con la que expresaron numerosos ministros de la región en las reuniones plenarias de la asamblea.

“Vivimos en un mundo incierto, especialmente desde el punto de vista financiero”, dijo durante su presentación el ministro de Economía de Argentina, Martín Lousteau, quien consideró que el BID ''puede jugar un papel contracíclico de gran relevancia''.

En el 2009, la ciudad colombiana de Medellín albergará la Asamblea de Gobernadores, en el cincuentenario de la fundación del banco.

Ahora ve
No te pierdas